Seis cosas que aprendí viendo a Chris Cornell versionar canciones de otros

Escuchar a Chris Cornell versionar canciones de diversos estilos puede enseñarte mucho sobre cómo dar el máximo en tus propias tentativas. Lee aquí seis consejos para hacer un cover de estilo único y a tu propia manera.

Seis cosas que aprendí viendo a Chris Cornell versionar canciones de otros

Por Michael Gallant

Como muchos músicos y aficionados a la música de todo el mundo, estoy afectado y triste por la muerte de Chris Cornell. Su trabajo en concreto con Soundgarden –sin olvidar Audioslave, Temple of the Dog, y sus demás proyectos– tuvo un enorme impacto en mi desarrollo musical, y sé que su estilo de composición, sus letras y su potente y crudo estilo vocal fueron una gran inspiración para miles y miles de músicos.

Aunque Cornell es más conocido por canciones de Soundgarden como “Spoonman,” “Outshined,” “Black Hole Sun,” y “Burden In My Hand,” encuentro que sus interpretaciones de versiones en acústico son auténticos tesoros. Si estás pensando en añadir nuevos covers a tu repertorio, o quieres que los que ya tienes suenen más a ti, dale una mirada a los trucos que siguen, inspirados por la memoria, y sus memorables interpretaciones de versiones, del gran Chris Cornell.

Empieza con buen material – “Nothing Compares 2 U”

Cornell tiene mano para versionar canciones atemporales con líneas melódicas potentes y memorables. Esta interpretación acústica de “Nothing Compares 2 U”, de Prince, es un gran ejemplo; la versión de Cornell del inolvidable estribillo posee crudeza y emoción.

Cuando trabajes en tus versiones, recuerda que empezar por una gran canción, atemporal y con una melodía inolvidable, te llevará muy lejos, y te pondrá en el camino hacia una interpretación de éxito.

Elige canciones de todos los géneros – “Billie Jean”

El icónico y lleno de sintetizadores clásico de Michael Jackson, “Billie Jean” está muy lejos estilísticamente de lo que ha hecho conocido a Cornell, pero eso no le impide escoger el mega-hit y hacérselo suyo en esta interpretación minimalista, bella y evocadora.

Aunque tus interpretaciones se centren en metal o reggae, jazz o hip-hop, no te cortes en acudir a la canción francesa, bluegrass, tango, trance, o casi a cualquier lado en busca de inspiración; nunca sabes cuándo descubrirás una canción que funciona maravillosamente cuando se reinventa en el contexto de tu propia onda y estilo.

Simplifica – “A Day In The Life”

En contraste con el arreglo suntuoso y psicodélico de los Beatles en “A Day In The Life”, la versión de Cornell es todo lo simple que puede ser: voz agridulce y guitarra acústica. En este contexto Cornell sobresale, dejando que el brillo de su voz y la canción resplandezcan sin nada que distraiga.

En tus versiones, intenta simplificar tus arreglos al máximo y a qué sucede. Puede sorprenderte la potencia y el impacto que un enfoque “menos es más” puede transmitir, incluso en canciones con muchos arreglos en su encarnación original, como “A Day In The Life.”

 

Cambia el tempo, el compás y la sensación general – “I Will Always Love You”

El gran éxito de Whitney Houston “I Will Always Love You” (originalmente compuesto y grabado por Dolly Parton) es una potente balada pop en que se luce la gran tesitura y expresividad de la fallecida cantante. La sorprendente versión de Cornell es potente a su manera, y aunque es fiel a las letras de la canción, la melodía y la estructura armónica, hace muchos cambios que hacen suya la canción.

Lo primero, Cornell cambia el compás, de un 4/4 típico de pop a un 6/8 de sentimiento melancólicamente orgánico; también ralentiza un poco la canción comparado con el empuje del original. Finalmente, debido tanto a la instrumentación minimalista como a su interpretación vocal cansada de la vida, cambia la sensación global dramáticamente respecto al original.

En tus versiones, juega con el carácter del tempo, haz que tenga swing o sea más directo, prueba alguna sustitución de acordes, cambia el ritmo completamente, o haz algo para dar a la melodía un sentimiento muy diferente. Acelera o ralentiza, haz que suene absurdo o muy serio, cuanto más experimentes con variaciones, más interesante y exclusiva puede ser tu interpretación final.

Invita a un amigo… o un familiar – “Redemption Song”

Cornell invita a su hija Toni para hacer una versión a dúo de “Redemption Song” de Bob Marley en este vídeo. Aunque ambos cantantes tardan unos segundos en encajar del todo, el resultado es muy bueno; la voz de la joven Cornell combina bien con el tono, inflexiones e interpretaciones de su padre, dando a la canción una sentida honestidad.

Para hacer versiones a tu manera, invita a un cantante –o dos, o diez– a ayudarte con las armonías, respuestas u otros arreglos vocales interesantes. Especialmente si una canción se cantaba originalmente a solo, añadir voces puede ayudarte a que la versión sea más personal.

Juega con las letras – “One”

Esta versión tiene una buena historia a sus espaldas. Al intentar aprender el clásico de U2, “One”, Cornell se tropezó con las letras de la canción del mismo nombre de Metallica. Por diversión, decidió ver qué pasaba si cantaba la letra de Metallica sobre los acordes y melodía de U2. Mira el vídeo para ver los resultados por ti mismo. Como fan de ambos grupos, el momento hacia el final donde Cornell canta “Hold my breath as I wish for death” me produjo escalofríos.

Si ves ocasión de experimentar con combinaciones de letras como las de Cornell, u otros experimentos relacionados con las letras, prueba a ver qué sucede, y recuerda que cuanto más honesto y respetuoso seas en tu acercamiento al material original, más potente será el resultado.

¿Tienes consejos para hacer versiones, basados en Chris Cornell o en otros cantantes icónicos? Cuéntanoslo en los comentarios.

Imagen de Shutterstock (solo para uso editorial).


Leave a reply

Your email address will not be published.