No caigas enfermo estando de gira: lleva siempre estas cinco cosas en tu bolsa de viaje

Para tener una salud óptima, salir de gira supone un montón de obstáculos. Aquí tienes cómo mantenerte sano estando en la carretera.

No caigas enfermo estando de gira: lleva siempre estas cinco cosas en tu bolsa de viajePor Chris Robley

Suelo girar un montón. En la actualidad viajo muchísimo para asistir a convenciones sobre música.

Son experiencias parecidas. Ambas conllevan días de mucho ajetreo, trasnoches, reuniones llenas de gente, y algo de juerga. Es la fórmula para caer enfermo, si no tienes cuidado.

Normalmente llevo un puñado de cosas que me ayudan a mantenerme sano. Pero en la última convención a la que asistí no las llevé conmigo, y volví a casa con una tos feroz. Imagino que confié excesivamente en mi sistema inmune. ¡No volverá a pasar!

5 cosas sencillas que mantendrán a raya la enfermedad mientras estés de gira

Estas cosas que me han ayudado en el pasado a mantenerme sano mientras estaba de viaje caben todas en una mochila, así que no hay excusa para no llevarlas cuando salgas de gira, a menos que necesites de verdad ese espacio extra para el merchandising u otra cosa:

  1. Un humidificador portátil

¡Nunca sabes lo secas que pueden llegar a ser las habitaciones de hotel, las salas, o ciertas regiones enteras del mundo! Y el aire seco puede suponer un desastre para tus senos nasales y tu voz de cantante. Así que antes de irte a dormir por la noche, saca este pequeño humidificador del tamaño de una pelota de softball y colócalo cerca de tu cama, de tu saco de dormir, dónde sea.

Algunos de estos humidificadores son tan pequeños que puedes de verdad utilizar una botella de plástico comprada en una tienda como fuente de agua.

  1. Gel nasal salino Ayr

No tengo una explicación basada científicamente para esta afirmación; es anecdótico – pero cuando vuelo con Ayr, nunca me pongo enfermo. Lo mismo me pasa cuando me encuentro entre grupos enormes de gente en pleno invierno durante la temporada de los resfriados. Pongo un poco de gel salino en mi nariz, y (según mi teoría) ello hace que mis senos nasales no se sequen a la vez que añade literalmente una capa protectora contra los gérmenes. Una vez de vuelta a un lugar privado, limpia tu nariz y aplícate más gel.

Nota: el gel salino es diferente al espray nasal. No es un rociador, es propiamente un gel. Otro uso del Ayr si no tienes el objeto #1 de esta lista, es el de poner algo de gel salino en tu nariz antes de acostarte para mantenerla húmeda.

  1. LÄRABARs (Barritas energéticas)

Tanto las giras como las convenciones conllevan horarios impredecibles, tirando de ti de una obligación a la otra, a conversaciones inesperadas, dejándote muy poco tiempo para las comidas regulares. Esto te deja frenético cuando aparece la oportunidad de comer de verdad, y entonces quieres darte de bruces con un Taco Bell o algo igualmente maravilloso y terrible.

LÄRABARs son perfectas para viajar porque sus ingredientes son excelentes, contienen muchas proteínas, y son muy pequeñas. Si no tienes nada de tiempo para las comidas entre la hora de levantarte y las ocho de la tarde, como puede llegar a pasar, puedes picar unas pocas barritas a lo largo del día para que cuando finalmente puedas sentarte a comer no se convierta en un festival del hedonismo de la comida rápida.

  1. Zapatos para correr

Zapatillas. Zapatos de tenis. Zapatos de deporte.

Sí, molas mucho más con tus botas de cowboy o tus zapatos sin cordones, pero si durante la gira tienes una tarde libre en San Francisco, ¿no te apetecerá más dar un largo paseo por el Parque de Golden Gate si llevas unos zapatos confortables, deportivos, para correr (o unas botas de senderismo)?

Ciertamente te apetecerá más visitar el gimnasio del hotel si vas preparado con pantalones deportivos cortos, camiseta y zapatillas de deporte. Así que llévalos contigo. El ejercicio es importante cuando estás de gira, tanto por sus beneficios directos como por ayudarte a ocupar el tiempo libre en algo más que beber.

  1. Una buena botella de agua

Muchos hoteles se están “volviendo ecológicos”, y en ellos es difícil encontrar envases para el agua. Un montón de gasolineras te cobran 4$ por una botella de agua grande. Estos dos condicionantes harán que te dé más pereza mantenerte hidratado, y te apetezca más echarte combustible bebiendo cerveza, café, y el Mountain Dew de las 3 de la mañana.

Así que lleva contigo tu propia y gran botella de agua libre de BPA. Llénala. Bébetela. Repite.

Artículo extra: Tapones para los oídos. ¿Qué? ¡TAPONES PARA LOS OÍDOS!

Son pequeños. Y son importantes, porque tus oídos también lo son. Como lo es asimismo tu descanso. Puedes llevar tapones para los oídos en los shows en los que el volumen esté muy alto y cuando duermas al lado de alguien que ronque mucho. Los tapones a medida son aún mejores.

¿No tienes tapones para los oídos? Haz una bola con papel higiénico, con un pañuelo de papel o una servilleta y póntela en los oídos. Puede parecer algo raro, pero es mejor que sufrir una pérdida de audición. Yo lo hago cada vez que estoy en un concierto y he olvidado en casa mis tapones; hay una manera adecuada de enrollar el papel higiénico o el pañuelo de papel, no es algo tan obvio.

Así pues, estas son cinco cosas que he encontrado extremadamente útiles en mi cruzada por mantenerme sano en la carretera. ¿Qué es lo que te ha funcionado a ti? Me encantaría que me lo dijeras en los comentarios.


¡Distribuye tu música con CD Baby!

Leave a reply

Your email address will not be published.