Haz tus canciones más atractivas para playlists con estos cuatro trucos de edición

¿Qué escuchan los curadores de playlists cuando se plantean seleccionar tu música? Lee aquí unos trucos de edición para que tus canciones sean más atractivas para sus oídos.

Haz tus canciones más atractivas para playlists con estos cuatro trucos de ediciónPor Michael Warner

¿Qué escuchan los curadores de playlists cuando se plantean seleccionar tu música?

TÚ música debería satisfacer SUS necesidades

[Artículo basado en el libre de Michael Warner “Work Hard Playlist Hard”.]

Los curadores agregan canciones que encajan en sus playlists, lo que significa que la canción comparte un sentimiento concreto, un estilo o género con todas las canciones de la playlist para mantener el interés de los oyentes, con la excepción ocasional de alguna pista más larga,.

Publica música con las playlists en mente.

Piensa en las versiones de radio de las canciones; son breves y directas.

Esto es para optimizar el tiempo y para evitar que el público cambie de emisora. El mismo principio se aplica a las playlists.

Esto es por lo que es importante publicar una versión corta de tu canción especialmente dedicada a las playlists.

Ahora, antes de continuar, por favor no dejes que esta idea arruine tu creatividad u originalidad. Acaba el original como versión sin modificaciones y luego trabaja en una versión corta preparada para encajar en playlists.

Edita una versión corta que encaje en las playlists populares junto a otras canciones breves (esto es conocido como versión/edición para radio). Mira las playlists populares en Spotify con música similar a la que estás publicando.

Estudia las canciones de tus playlists favoritas y toma nota de lo siguiente:

  • Duración de las canciones (es mejor mantenerla por debajo de 4 minutos)
  • Duración de la intro (menos de 15 segundos — o la gente cambiará de canción antes del punto de los 30 segundos)
  • Duración del final (menos de 15 segundos — te interesa que la gente reproduzca tu canción hasta el final)
  • Estructura de la canción (empieza con el gancho principal la voz, o algo que haga saber de qué va tu canción a la gente en los primeros 15 segundos)

No todas las reproducciones se originan (ni se pagan) igual. Haz que los oyentes pasen del punto de los 30 segundos.

Tu oyente pulsará play, y sí, reproducirá la canción. Pero si la escucha menos de 30 segundos no contará como reproducción y tú no cobrarás.

Necesitas captar su atención enseguida para que no se salten la canción, y luego mantener su atención hasta al menos pasados 30 segundos (e idealmente durante el resto de la canción).

Esto te dará una idea de qué hacer en tu versión editada. Repito, no dejes que esto perjudique tu creatividad. Acaba primero tu canción, luego edítala. Puedes incluir ambas versiones publicando primero una versión para radio como sencillo; y luego guardar la versión ampliada (con tu introducción épica) para el disco.

Truco extra para introducciones largas

Coge la larga introducción de tu canción y crea una pista aparte. Si alguien se salta la introducción, tu canción se reproducirá a continuación. Sin embargo, si alguien escucha la intro y luego la canción, esto son dos escuchas (una para la pista de introducción, otra para la canción), ¡te pagan dos veces!

Mira un ejemplo de esto en el álbum de Date Night. Piensa que para que una pista de introducción genere ingresos (ventas) de tener al menos 30 segundos.


Leave a reply

Your email address will not be published.