Errores comunes en el diseño de portada que pueden hacer que tu música no sea aceptada por los servicios de streaming

El diseño de la portada es la puerta de entrada a tu música, y es la imagen que los oyentes asociarán con tu música, pero si tu diseño es malo o confunde a la gente, los oyentes potenciales nunca pulsarán “play”. Lee aquí los errores que necesitas evitar…

Errores comunes en el diseño de portada que pueden hacer que tu música no sea aceptada por los servicios de streaming

Por Chris Robley

Normas para las portadas de tu álbumes y sencillos

Por qué un BUEN diseño de portada es tan importante.

A menudo, antes de que alguien escuche tu música, especialmente en plataformas digitales, primero verá tu diseño de portada.

El diseño de la portada es la puerta de entrada a tu música, y es la imagen que los oyentes asociarán después con tu música.

Pero si tu diseño es malo o confunde a la gente, los oyentes potenciales nunca pulsarán “play”.

Y lo que es peor, si tu diseño de portada no cumple las reglas de nuestros colaboradores digitales, los servicios de streaming y descarga ni siquiera pondrán tu música disponible en sus plataformas.  

Rompe las reglas en tu música. Sigue las reglas en tu diseño de portada.

La regla más básica es esta: Toda publicación de un sencillo debe tener su propia portada, así si alguien recorre tu discografía podrá identificar cada publicación solo por la portada.

Aquí tienes algunas reglas más para las portadas que debes seguir si quieres que tu música se publique sin retrasos en todas las plataformas digitales.

  • Nada de información no coincidente. El texto de la portada debe coincidir exactamente con la información que introdujiste para tu publicación (nombre del artista, título del álbum o sencillo, etc.). Si pusiste “Blueprints” como nombre del álbum, no puede decir “The Blueprint” en la portada.
  • Ojo con las abreviaciones del nombre del artista. Las abreviaturas están bien, pero no las parciales (por ejemplo “ATM” está bien, pero no “AT Machine”)
  • Nada de información del sello discográfico en el diseño de portada.
  • Las advertencias “Parental advisory” de contenido explícito no son obligatorias, ya que hay una forma de etiquetar el “contenido explícito”, pero si incluyes la advertencia en tu portada, debe haber al menos una canción con letras explícitas.
  • La información de artistas invitados debe coincidir. Si tienes un artista invitado en el texto de tu portada, ese artista debe estar incluido en los metadatos del lanzamiento.
  • Evita infracciones de copyright o marcas registradas. No uses caracteres, logos o productos que pertenecen a otras personas, compañías o instituciones. Pon un pedazo de cinta en esa lata de Red Bull para tapar el logo. Y lo sentimos, esto también incluye el logo de Wu Tang.
  • No uses la frase “El original” si te refieres a un cover (porque, eh, ya sabes).
  • NO uses la imagen de un artista que estas versionando o un artista que te ha influido.
  • Evita las marcas de agua. Si usas una imagen de un archivo, PAGA por descargarte la imagen sin la marca de agua. Y no, llamar a tu álbum “Getty Images” no hace que esté OK.
  • Evita deformar tu imagen para adaptarla a unas dimensiones diferentes. Esto lleva a imágenes borrosas (y no como recurso artístico), pixelado, bordes extraños o alguna otra forma de atentado estético.
  • Evita reescalar tu imagen a un tamaño mayor. Estarás cometiendo los mismos crímenes mencionados anteriormente. Por ejemplo, tomar una foto de Instagram con un filtro y luego ampliarla a 3000×3000: sí, se verá fatal.
  • NO incluyas lo siguiente:
    • Información de contacto
    • Mensajes publicitarios (“¡Compra mi nuevo sencillo!”)
    • Referencia de contexto temporal (“Nuevo!” “Recién publicado!”)
    • Códigos de barras (eso va en la contraportada del producto físico)
    • Referencia al formato del producto (CD, vinilo, sencillo digital, rpm, etc.)
    • Disponibilidad (“Disponible en Spotify, iTunes, etc.”)
    • Logos nazis o cualquier mierda odiosa (hay leyes en algunos lugares, y además es repugnante)
    • Imágenes espantosas de violencia gráfica o imágenes que se refieran a contenido violento en la música. (Cannibal Corpse está muy bien, pero no podrían distribuir)
    • Pornografía (cuando la vemos la reconocemos, lo mismo le pasa a iTunes)
    • Fotos de una caja de CD (tipo jewel case) vacía. (En primer lugar, ya se ha hecho. En segundo, no está permitido).
    • Una imagen cuadrada blanca o negra sin texto
  • Evita información o textos excesivos o irrelevantes
    • Mensajes de texto
    • Imágenes que incluyan mucho texto.
  • “Sí pero Kanye…”– Ni hablar.

Aquí van algunas cosas que SÍ están permitidas, aunque aun hay muchos artistas que lo preguntan:

  • Las reglas de mayúsculas/minúsculas no se aplican en el diseño de portadas, puedes ponerlo todo en caja alta o baja o cualquier combinación que quieras.
  • Puedes usar la misma imagen para cada sencillo, mientras el texto sea diferente en cada lanzamiento
  • Puedes tener una imagen SIN texto, pero no podrás volver a utilizar esa imagen (sin texto) en otra publicación
  • Es correcto usar el nombre del artista que estás versionando, si:
  • Es un tributo (y no solo un cover entre otras canciones)
  • Tu nombre artístico aparece más grande que el artista que estás mencionando
  • Tienes que poner “Tributo a” más grande que el nombre del artista original
  • Las pistas de karaoke deben incluir “Originalmente interpretado por” en el diseño de portada
  • Las pistas de karaoke deben ser incluidas en el género “karaoke”
  • Copias de obras artísticas – siempre que sean claramente diferentes del original (está bien usar tu propio dibujo de Totoro en tu portada de la canción Totoro, pero no si es TAN BUENO que parece el original)
  • Imágenes de dominio público — pero estate preparado para proporcionar pruebas de que lo que usas es de dominio público
  • Imágenes de obras de arte de archivo – siempre que hayas leído las normas de uso y cumplan estas reglas
  • Tu nombre en redes sociales — siempre que no menciones de QUÉ red social 

Aquí están las normas para el archivo del diseño…

Necesitamos:

  • Una imagen cuadrada
  • Preferiblemente de 3000×3000 (así se verá bien cuando se reduzca)
  • Un archivo .jpg (y poner “.jpg” al final de un archivo .png, aunque sea un ejercicio creativo de wishful thinking, no funciona para convertir el archivo)
  • Color calibrado en rgb — si es en Photoshop; nada de cmyk archivos de imagen sin calibrar (Truco: abre un .png en Paint y guárdalo como .jpg y automáticamente se convertirá a rgb)

Ok, todo esto es mucho en lo que pensar, pero mejor asegurarte por adelantado de que tu diseño funciona que tener que cambiar las cosas en el último minuto porque no cumple las normas de nuestro colaborador. Tenemos un equipo de expertos revisando todos los lanzamientos antes de distribuirlos, así que normalmente detectamos los diseños problemáticos, pero es mejor que conozcas las normas antes de enviar tu música para su distribución.


Leave a reply

Your email address will not be published.