Cuatro principios del “Salvaje Oeste” que siguen siendo ciertos en el mundo de la música actual

Para salir un poco de mi zona de confort, me lancé y alquilé un coche por un día para ir a experimentar una noche de micro abierto en Denver, en Swallow Hill Music, una comunidad folk reconocida a nivel nacional.

Por: Will Hutchinson

He sobrevivido al vórtice polar y ahora la primavera parece estar a la vuelta de la esquina, aunque aún no he consultado a la marmota.

Para salir un poco de mi zona de confort, me lancé y alquilé un coche por un día para ir a experimentar una noche de micro abierto en Denver, en Swallow Hill Music, una comunidad folk reconocida a nivel nacional. Estos tipos fueron muy acogedores y el anfitrión incluso me volvió a invitar a tocar en “lo mejor de” sus noches de micro abierto tan pronto como pueda volver. Escuché algunos buenos nuevos álbumes en el camino, pasé un rato con mi amigo y colega cantautor Chris Koza, y disfruté de la vista de las montañas al atardecer y al amanecer.

El mundo digital musical es un poco como el Salvaje Oeste. ¿Sobrevivirás?

Conducir 14 horas y visitar esta longeva comunidad de músicos me dio mucho que pensar cruzando las desérticas montañas. A través del oeste de Nebraska, de los hogares de los museos de Buffalo Bill y el Pony Express, empecé a pensar en la industria musical en la era digital y cómo me recuerda a una nueva frontera, aunque menos sangrienta que el Salvaje Oeste de América en los 1800.

Gigantes de internet como Spotify, Facebook, Twitter y Google están poniendo las bases e infraestructura de esta nueva revolución digital del contenido creativo, y artistas y empresas de todas partes merodean como bandidos fuera de la ley, intentado atrapar cualquier oportunidad o captar la atención que pueden. Sin embargo, tal como sube la oferta, baja la demanda, y con más música que nunca llegando más lejos y más rápido que antes, es cada vez más fácil perderse en esta expansión.

¿Qué significa para mí, como artista independiente, que las vías de tren de la información se hayan tendido hasta el interior de las casas de todo el mundo y que pronto Amazon tendrá incluso capacidad de enviar artículos físicos con drones a la puesta de cada persona?

¿Cómo puedes prosperar en esta era digital sin ley?

Mirando en retrospectiva el salvaje oestre, a través de la lente de diversas películas del oeste, buenas, feas y malas, la divisa dominante para el éxito parece ser la competencia, la honradez la autopreservación, protegiéndote a ti y a tus seres queridos, y unas pocas, pero poderosas, palabras. Con el objeto llevar adelante esta metáfora surgida en estas 14 horas de conducción, voy a desarrollar cómo estas características pueden aplicarse hoy a un artista o a cualquiera que quiera navegar el mundo digital.

 Competencia

¿Haces las cosas eficiente y correctamente? Ahora que internet nos presenta millones de opciones, la gente sabe valorar las capacidades de las marcas de hacer las cosas bien.

En el mundo actual, la competencia parece medirse por la influencia en redes sociales. La influencia social se mide por el número de seguidores que tienes. Cuántos seguidores tienes significa lo consistente que eres produciendo contenido de calidad (auténtico e inspirador).

Sabrás si estás (C) produciendo contenido de calidad si estás (A) creando contenido consistentemente, y también (B) ganando seguidores. C=A y B. Una vez  estás (C) produciendo contenido de calidad, (A) consistentemente, es solo cuestión de tiempo que también ganes influencia social.

 Honradez

Te conviene crear la impresión de que eres fiable, sólido, responsable y honesto. En el mundo real esto es tan simple (y difícil) como decir la verdad, evitar el cotilleo, estar donde dices que estarás, decir que no cuando debes hacerlo, y mantener las promesas que haces.

En internet, adivina, ¡es exactamente lo mismo! Tu presencia en internet, sin embargo, está mucho más controlada, y si estás creando una presencia más allá de amigos cercanos y familia debes tener una apariencia consistente para aquellos otros en tu red social que no están en tu círculo íntimo.

Lo bueno de construir confianza online es que puedes llegar a más gente más eficientemente, piensa con más cuidado lo que dices antes de que salga de tu boca/teclado, y hay muchas herramientas que te ayudan a organizarte para cumplir tus promesas.

Protegerte a ti y a aquellos que quieres.

La comunicación es un camino de doble dirección. Con la información que se comparte en el mundo de hoy, la gente no se limita a sacar su cartera para comprar tu merchandising, música y entradas, sino que exponen públicamente su reputación cuando interactúan contigo con un “like”, “comentario”, “follow” o “compartir”.

De la misma forma que la marca Donald Trump influye en la reputación de sus seguidores, estas reputaciones también influyen fuertemente en la marca Donald Trump, para mejor o peor. Esto es un ejemplo extremo, pero ilustrativo. Tanto si eres consciente como si no, tu marca se ve afectada por con quién y con qué estás asociado.

Para protegerte a ti y a tus seguidores, haz que tu marca sea fiel a tu promesa de quién eres. Si la gente se siente insegura sobre ti en este sentido, no te sorprendas si dejan de asociarse a tu marca. Tomar partido en temas delicados es una gran manera de marcar una línea y definir claramente tu marca, pero solo tú puedes juzgar cuándo es eso apropiado, y si el coste de marginar a cierta gente vale la pena.

Unas pocas pero potentes palabras.

En un mundo en que todo parece acelerarse, acuérdate de reducir velocidad. No intentes estar en todas partes a la vez. Da un paso atrás y mira la foto grande de lo que sucede a tu alrededor. No persigas una meta solo porque parece que todos a tu alrededor lo hacen.

Todo lo que de verdad “ocurre” en el reino digital pasa entre gente real. No son números. Tienen sentimientos, esperanzas y deseos, igual que tú. Trasladarte a una gran ciudad te puede hacer sentir pequeño, e internet es la mayor de las ciudades. Busca tus comunidades online y offline, y en las sabias palabras de Susan Werner, “florece donde te han plantado”.

En caso de que alguien que no sea músico esté leyendo esto, espero que encuentre algo a tener en cuenta en su relación con el mundo de internet. Estos principios de competencia, confianza, autoprotección y unas pocas palabras potentes no son nuevos. Cuando me pierdo en el news feed y siento que me quedo atrás en este mundo tan cambiante, sé que puedo usar un post como este para recordarme lo que es importante. Espero que este post sirva de recordatorio también a gente como tú.

 

 Feliz viaje,

Will


Will Hutchinson

Will Hutchinsones cantautor, productor y creador del blog The Music Habit (en beta), padre y superviviente de un ataque al corazón, radicado en Lincoln, NE. Will ha publicado4 álbumes de larga duración de música original, ha tocado más de 300 conciertos en los últimos 5 años, y fue finalista en International John Lennon Songwriting Competition. Si te gusta este artículo, puedes suscribirte para futuras actualizaciones y escuchar su música en su website o página de Facebook.


 

Leave a reply

Your email address will not be published.