¿Cómo sabes que tu canción está lista para ser ofrecida a otros artistas?

Muchos artistas famosos compran canciones de artistas como tú. ¿Quieres vender tus composiciones y no estás seguro si otros artistas estarían interesados en ellas? ¡Echa un vistazo a estos consejos de MúsicoDIY!

¿Cómo sabes que tu canción está lista para ser ofrecida a otros artistas?Por Seth Caldwell

Lo creas o no, no todos los artistas escriben sus propias canciones. Por razones diversas muchos de ellos “seleccionan” las canciones o a veces incluso se las compran a compositores que ofrecen sus canciones a artistas.

Cuando una artista selecciona una canción significa que el compositor y el artista o el sello consignarán un acuerdo contractual que permite al artista (o al sello) licenciar, grabar, y publicar la canción, como single o como álbum. El “pitching”, término inglés que en español significa ofrecer la canción a otros (también conocido como “plugging”, enchufar), se da cuando el compositor envía una canción a un artista o un representante de artistas a través de varios métodos, incluyendo discográficas y promotores de canciones profesionales.

Si te estás preguntando si tu canción está lista para ser ofrecida a un artista, aquí tienes unas cuantas normas y preguntas que hacerte.

¿Es la canción “comercial”?

En primer lugar, la canción necesita ser comercialmente atractiva; a menudo esto significa que la misma sigue una tendencia similar a lo que escuchas en la radio. Utiliza la radio y la lista de billboard (por ejemplo el Top 40) para comprender los tipos de canción que son tendencia y lo que está de moda. Escribir una canción que esté desfasada, aunque sea solo unos meses con respecto a la la tendencia en boga, reducirá significativamente tus posibilidades de colocar tu canción con éxito. Vive en los tiempos que corren o, mejor incluso, intenta adelantarte a ellos.

Mantén las letras firmemente enfocadas

Tus letras necesitan correspondencia y singularidad con respecto al concepto central de la idea de la canción. Lo que esto quiere decir es que es necesario enfocar la totalidad de la canción en un tema o idea sumamente específicos. Las estrofas y los estribillos deberían apoyar directamente el gancho o el título de la canción. En cada verso que escribas, pregúntate “¿Está esto de acuerdo con el concepto de mi canción y aporta valor añadido en cada nuevo verso? La clase de palabras y la jerga que utilices también necesitan estar a la última o ser similares a las canciones que aparecen en las listas de Billboard.

¿Es la parte vocal consistentemente pegadiza?

Las melodías vocales: este es un asunto delicado. Cómo suena una melodía vocal comercial es algo en cierto modo subjetivo pues muchos compositores lo interpretarán de manera diferente. Lo importante es contar con melodías “pegadizas”, y tal vez necesites trabajar con alguien que sepa cómo escribir melodías pegadizas a fin de comprender cómo se hace.

La maqueta necesita dar la talla

Y ya por último, y es uno de los puntos más importantes, la maqueta de la canción necesita ser sólida y representar bien la identidad comercial que te has imaginado para tu canción. Una maqueta floja y pobremente grabada arruinará tus oportunidades de que un artista multinacional escoja una canción tuya. Tu maqueta no necesita estar producida por completo, pero es altamente recomendable grabar una maqueta con una producción bastante acabada y realizada por un productor cualificado; esto aumentará enormemente tus posibilidades de colocarle tu canción a un artista. Si no puedes permitirte hacer las cosas de este modo, una maqueta bien grabada de las voces con un piano o guitarra puede ser suficiente si se trata de una canción verdaderamente buena. Sin embargo, cuando dudes, contacta con un profesional que sepa como ayudarte a mejorar tu canción.

Escribe canciones sin parar para mejorar tus habilidades. Se dice que la práctica hace la perfección, y la escritura de canciones no es una excepción.


Leave a reply

Your email address will not be published.