5 cosas que debes hacer antes de optar a un contrato de licencia de música

Estos cinco pasos pueden no ser divertidos ni glamurosos, pero son necesarios si te tomas en serio la búsqueda de contratos de licencias.

5 cosas que debes hacer ates de optar a un contrato de licencia de música

Dave Kusek

Licenciar tu música es una importante aspiración. Pero lo ÚLTIMO que desearías es pasar por todo el trabajo de componer, buscar, enviar mails, presentar tu música, y hacer el seguimiento, para encontrarte con que el contrato fracasa en el último momento porque no tienes los derechos y permisos en orden.

Estos pequeños pasos no son tan divertidos o glamurosos como buscar licencias o escribir música para licenciar, y por tanto no se habla tanto de ellos en la industria musical. Pero, como verás, son absolutamente esenciales y pueden suponer firmar o romper un contrato de licencia de música.

Los supervisores musicales y editores de música necesitan protegerse legalmente a sí mismos y a las compañías y producciones con las que trabajan. Y eso significa que toda la música que usan necesita estar totalmente registrada y sin cargas. La rapidez con que se mueven los sectores editoriales y de licencias también implica que los contratos deben hacerse muy deprisa. Y si tu canción está detenida en la oficina de copyright, sencillamente encontrarán otra canción.

Los pasos que se describen aquí probablemente son cosas que debes hacer con todas las canciones que escribes y grabas, sea tu plan intentar licenciarlas o no, pero son particularmente relevantes cuando tratas con licencias y otros tipos de contrato.

  1. Registra el copyright de tu canción

En muchos países, como en los Estados Unidos, técnicamente tienes protección del copyright automáticamente cuando pones algo en un formato tangible. Pero eso no funciona en la industria de las licencias y la edición: quieren algo concreto y oficial que mostrar en situaciones legales reales. Y un registro en el organismo encargado de los derechos de autor y propiedad intelectual de tu país, es la mejor prueba de posesión de derechos.

Antes de empezar a pensar en enviar una canción en busca de oportunidades de licencia, asegúrate de que está registrada formalmente en el organismo oficial de tu país.

  1. Regístrate en una sociedad de derechos de autor y SoundExchange

Registrar tu canción con una Sociedad o Entidad Colectiva de Gestión de Derechos de Autor es un proceso aparte de registrarla para protección del copyright. Estas entidades no protegen tu canción, recaudan regalías de ejecución y te las pagan. La mayoría de los supervisores y editores querrán saber que estás afiliado a una sociedad antes de licenciar tu música.

La mayoría de los países tienen sus propias entidades que puedes encontrar mediante una rápida búsqueda online. Escoge una, regístrate en ella como autor y registra tus canciones.

Si además publicas tu propia música, asegúrate de registrar también tus grabaciones en SoundExchange. Igual que las entidades de gestión de derechos, SoundExchange recaudará regalías de reproducción de tu grabación y te las pagará.

Además de simplificar el proceso de licencia, registrarte en una sociedad también te interesa. Si tu canción se licencia para una película, anuncio o programa de TV, todas las reproducciones en TV o radio cuentan como ejecuciones públicas, y eso significa que recibirás regalías de ejecución cuando se reproduzca. (Esto es un dinero que se suma a cualquiera que sea el acuerdo de licencia que hayas firmado)

  1. Obtén los derechos de los samples que uses

Esto es importante. Es probablemente más seguro simplemente evitar del todo los samples en canciones que planeas licenciar, pero si tienes que hacerlo, aquí tienes cómo funciona. Si tu canción es una versión o incluye un sample (incluso si es muy breve), necesitas tener permisos por escrito antes de licenciar la canción.

Necesitarás tener permiso tanto del editor (que es dueño del copyright de la composición) como del sello discográfico (que posee el copyright de la grabación) y pagar los honorarios que te pidan.

Si un supervisor musical ve que usas un sample, probablemente no esperará a que consigas los permisos y durante el proceso seguro que no querrá pagar una cifra grande e inesperada al artista del sample.

  1. Ten todos los documentos de repartos de derechos

Si eres coautor, crear un documento de reparto de derechos es extremadamente importante. Es un documento que detalla qué porcentaje de la canción posee cada autor, más información básica como info de contacto, entidad de gestión en que estás registrado, editor y sello discográfico.

No te sientas intimidado, esto es algo que puedes hacer por ti mismo (aquí tienes una plantilla de reparto de derechos gratuita que puedes descargarte).

Como habrás imaginado, esta información sobre los porcentajes de la canción es realmente importante a la hora de obtener permiso para licencias y determinar los pagos.

  1. Metadatos

Los metadatos son la información descriptiva que adjuntas a tus canciones: cosas como el nombre artístico, título del disco, de la canción, género musical, información de contacto, editor, website, etc. Básicamente, te interesa hacer lo más fácil posible para alguien identificarte si están escuchando tu canción.

Tener los metadatos completos en tus pistas no te hará ganar o perder una oportunidad de licencia, como sí pasa con los otros puntos que hemos tratado, pero ciertamente ayuda a supervisores y editores a encontrarte y ponerse en contacto si quieren licenciar tu canción. Habrá casos en que un editor o supervisor buscará una canción que recibió meses antes y necesitará contactar al artista para una nueva oportunidad de licencia.

Una vez tengas todo esto en orden, puedes empezar a ofrecer tu música para licencias y a librerías musicales tranquilo, sabiendo que estarás preparado si un contrato de licencia se te pone a tiro.

Como digo, estos son probablemente pasos que deberías dar independientemente de si quieres licenciar tu música o no, así que haz una lista para ti mismo y síguela cada vez que creas una nueva canción.


Leave a reply

Your email address will not be published.