Por qué deberías tratar tu banda como una startup

Si quieres tener éxito como músico independiente, tienes que pensar en tu proyecto músical como una empresa. MúsicoDIY te da los llaves para empezar pensando así.

Amazon. Google. CCR. Nirvana. Aparte de su extraordinario éxito individual y su influencia, todos tienen algo más en común: todos empezaron en un garaje. Como si fueran programadores en una startup, concentrados totalmente en su producto principal, las bandas, en sus inicios, tienden a dedicar casi todo su tiempo a la música, ¿y por qué no habrían de hacerlo? ¡Nadie quiere escuchar mala música!

¿Pero sabes qué más tienen en común? Empezaron en un garaje pero no se quedaron allí. Se convirtieron en multimillonarios líderes de la industria y llenaron estadios. Si quieres hacer carrera en la industria musical, tendrás que afrontar las vicisitudes del negocio con no menos energía y creatividad que las que pones en la música.

 

Por qué deberías tratar tu banda como una startup

No es un hombre de negocios; es un negocio, hombre.

 

Afrontémoslo, la parte de negocio de la música no siempre es atractiva; todos preferiríamos pasar el tiempo con nuestro instrumento favorito en vez de calcular el retorno de la inversión de las giras, los beneficios de las diferentes líneas de merchandising y todo lo demás. Sin embargo, si no prestas atención, los gastos asociados a tus tácticas de crecimiento pueden hacer desaparecer rápidamente cualquier ingreso.

La solución para esto es tratar tu banda como si fuera una esforzada startup cuya más clara medida de éxito es el coste por nuevo usuario, o cuánto necesitas gastar para ganar cada nuevo cliente.

Las bandas, por supuesto, llaman “fans” a esos clientes, y el objetivo es conseguir el mayor número posible al menor coste. Para salir del modo garaje, necesitarás ser curioso pero preciso: cada céntimo que gasta tu banda (de vídeoclips a nuevas canciones, de cuerdas de guitarra a gasolina) debería contribuir de alguna forma a tu objetivo de ganar seguidores.

Cada banda tiene diferentes tácticas para ganar usuarios, pero la mayoría usan una mezcla de esto:

-Publicar nueva música es absolutamente necesario, pero los costes del estudio, de generar el diseño del álbum, el tiempo que se dedica a componer, los gastos de lanzamiento y la publicidad pueden sumar mucho. Afortunadamente, compañías como CD Baby pueden ayudarte a lo largo de todo el proceso de publicar y vender tu música.

-Publicar contenido visual como videoclips, vlogs, o streams en vivo, ayuda a hacer crecer tu marca y te da una plataforma de masas para conectar con todos tus fans, pero necesitarás invertir mucho tiempo y dinero en planificar, filmar, editar y publicitarlo.

-Tocar conciertos te ayuda a conectar más directamente con fans y ampliar tu presencia a nivel regional, y la venta de entradas y merchandising es la responsable de gran parte de los ingresos de la mayoría de bandas. Pero una buena gira requiere mucho tiempo de planificación y una inversión significativa en comida, alojamiento, contratación, promoción, gasolina, y alquiler o mantenimiento del vehículo.

Calcular el coste de adquisición de nuevos fans

Una startup sumaría sus gastos de marketing y los dividiría por el número de nuevos clientes para calcular su coste de adquisición de nuevos usuarios.

Los gastos de tu banda son bastante fáciles de calcular: guarda las facturas y tickets y ten cuidado de conservarlos en algún sitio. La parte más difícil de la ecuación es contar tus nuevos fans, pero primero necesitarás fijar objetivos y definir incluso qué es un nuevo fan. Para llevarlo a cabo, necesitarás visibilidad en diferentes canales, incluyendo “me gusta” y seguidores en redes sociales, número de reproducciones en streaming, venta de álbumes, asistencia a conciertos y suscriptores a tu lista de email.

La buena noticia es que es fácil hacer un seguimiento de los efectos cuando publicas nueva música y contenido de vídeo online. La mayoría de plataformas sociales, de streaming y de distribución ofrecen herramientas de análisis de audiencia gratis o por muy poco dinero; ¡úsalas! Para una visión más completa de cómo progresa tu negocio, deberías también plantearte probar una herramienta gratuita como Next Big Sound.

El número de nuevos fans ganados en conciertos puede ser difícil de determinar, pero una buena táctica es animar a los nuevos fans a pasarse por la mesa de merchandising y apuntarse a tu lista de mailing. Ofrece un artículo como una pegatina o la descarga de una canción gratis para animarlos a pasar de oyentes pasivos a fans activos. Podrás cosechar las ventajas obvias de tener una manera de contactar con nuevos fans para comunicarles tu nuevo sencillo o gira, y (no menos importante) también tendrás una lista detallada de nuevos usuarios. Al final de la gira, divide el coste total de la gira por el número de nuevas direcciones de email en tu hoja de datos.

Habrá una parte de prueba y error en esta ciencia inexacta de ampliar tu base de fans, pero deberías estar siempre probando algo nuevo, midiendo su éxito y aprendiendo de ello.

Si estás preparado para reducir tus costes de adquisición de nuevos usuarios, aquí tienes algunos trucos prácticos y garantizados para crecer que puedes probar para exprimir al máximo el dinero de tu banda.

Co-componer

Encuentra otra banda o artista con quien colaborar en una nueva canción, luego componla a medias y publícala conjuntamente. Si divides los costes de grabación y promoción, el ahorro puede ser considerable. Y, más importante, cuando ambas bandas lancen la canción para los fans, intercambiarán el acceso a sus respectivos fans, lo que incrementa el potencial de retorno de la inversión.

Contenido de vídeo

La capacidad de prestar atención es baja y el contenido es el rey. Compartir contenido regularmente es una buena manera de conectar con tus fans. Probablemente no puedes publicar una nueva canción cada semana o ir a tocar a ciertos sitios más de una o dos veces al año, pero puedes postear nuevo contenido con frecuencia, y no tiene que costar un montón de dinero. Tener vídeos de calidad profesional está muy bien, pero crear muchos vídeos de bajo presupuesto puede ser incluso más efectivo.

Intenta publicar un “making of” de cada canción de tu nuevo disco para dar a tus fans una visión desde dentro de la canción y el proceso de grabación. Transmite en directo tus sets acústicos. Postea vídeo mientras estás de gira. Cuanto más contenido tengas, más público conectará contigo y más querrán hacerse con tu disco o ir a verte cuando visites su ciudad. Estos usuarios tienden ser más duraderos y también los más proclives a compartir tu contenido con sus amigos, ayudándote a aumentar tu seguimiento de forma orgánica.

Tocar conciertos

Cuando sales de viaje a por nuevos fans en nuevos mercados, asegúrate de que tocas para mucho público y no salas vacías. Si aun no tienes un número significativo de fans en ese nuevo mercado, es fundamental conectar con bandas que sí lo tienen. No cuesta nada hacer que abran tu concierto para tus fans a cambio de tocar tú para los suyos.

Las bandas han intercambiado conciertos así desde que existen las giras, y con motivo: es de lejos la manera con mejor relación calidad-precio para ampliar la base de fans de tus conciertos. Una vez has tocado en un mercado unas cuantas veces y te has ganado un número de fans, podrás apoyarte en ese activo para conseguir mejores ofertas de salas y promotores de la zona.

Concertar un buen intercambio de conciertos puede robarte mucho tiempo, así que plantéate intercambiar conciertos en una gran red internacional como Flock (flocklive.com) para asegurarte de que tocas para gente y no solo sillas vacías incluso en mercados en los que no has tocado nunca.

_

Así que, ¿a qué estás esperando? ¡Empieza a impulsar el crecimiento de tu banda y licénciate del garaje!

Leave a reply

Your email address will not be published.