Para bien o para mal: Pon a Facebook a trabajar en el marketing de eventos

Los eventos en Facebook no son sola una invitación de sí o no. Por supuesto, eso forma parte, pero hay muchas otras cosas más que puedes aprovechar de esta herramienta fácil-de-usar. MúsicoDIY te explica la importancia de esta herramienta.

Para bien o para mal: Pon a Facebook a trabajar en el marketing de eventosArtículo escrito por Joshua Powell. Apareció originalmente en FearsomeFolk.com.]

Hablemos un poco de Myspace.

Nunca antes o después de su aparición se unificó tanto en una plataforma la posibilidad de que los fans conecten con sus artistas favoritos. No te “gustaba” Dashboard Confessional. Ambos eráis amigos. En un único lugar, podías ver fotos de Chris Carabba, leer el blog de su gira, escuchar las canciones, encontrar las fechas de conciertos, dejar tu correo… lo que se te ocurra.

When Tom and the gang fell behind in the social race, Facebook successfully jockeyed for the top social spot, but was slow to adapt to the segment of music marketing that their predecessor had cornered so adroitly. It never felt as personal. Third party plugin apps confused us. And even though Myspace was on its last legs back in ’09, it feels like Facebook still hasn’t caught up. Certain bands are more active on Twitter or Instagram, or else funnel the bulk of their resources into apps, email campaigns, or good old-fashioned websites. Bands’ pages can be tough to find, navigate, or engage. But for all its problems, we’re stuck with the ‘book for the foreseeable future—for better or worse.

Hay maneras, sin embargo, de utilizar Facebook, especialmente para el artista que sale de gira. La interfaz de Eventos de Facebook es cada vez más útil para las conexiones sociales y la promoción de eventos. Aquí tienes cuatro pasos prácticos para llevar a más gente a tu concierto usando las páginas de eventos.

  1. Trata tu página del evento como una pequeña website del mismo

Servicios como WordPress han simplificado el diseño web hacia una construcción por bloques de forma que incluso la gente menos hábil técnicamente puede crear su website personal, profesional, la del lanzamiento de su libro o la de su boda. Una página de evento de Facebook debería ser tratada de la misma forma, como un lugar fácil de navegar en el que se reúnen todos los detalles importantes. Una página de evento no desaparece después de que ha pasado el evento. Queda archivada, a diferencia de una web tradicional con su propio nombre de dominio que requiere cuotas anuales para seguir registrada.

Cada página de evento incluye una foto que actúa no solo como cabecera, sino como imagen cuando se postea el evento en tu página de inicio. Aprovéchate de esto poniendo fotos personalizadas para cada evento, de forma que estén claramente diferenciados. Cerciórate de que usas los servicios de etiquetas de ubicación adecuadamente, así los fans pueden enlazar al mapa desde su teléfono y acabar llegando al club correcto. Incluye horas de apertura de puertas, del concierto, restricciones de edad y precio. Usa las palabras clave de búsqueda disponibles etiquetando la ciudad y el estilo de música del concierto.

Trata cada concierto como un evento, no simplemente como un concierto más. Esto puede ir haciéndose más difícil a medida que haya más conciertos en tu calendario, pero piensa en estos ejemplos:

– Concierto de presentación del nuevo vídeoclip

Jonny Carroll vuelve a Gran Rapids

– Robos de tren y trobadores: una velada de canciones folk de viajes en tren.

Todo esto es más atractivo que “Jonny Carroll en el Café de la Linterna”. La especificidad es evocadora. Dar a cada concierto una sensación de singularidad es mucho más atractivo que una serie corta-y-pega de eventos idénticos con un nombre de ciudad diferente en cada uno. Listas así se convierten en ruido blanco en un feed repleto de la infinita variedad de contenidos de los usuarios que se renueva cada minuto.

screen-shot-2016-11-01-at-3-53-40-pm

  1. Crea un equipo específico del evento.

Si estás de gira, seguramente no eres la única banda del cartel. (Si lo eres, revisa el artículo sobre cómo evitar tocar en salas vacías). Involucrar a las otras bandas y promotores expandirá tu alcance exponencialmente.

Usa la función @ de etiquetado para enlazar directamente a las páginas de Facebook de las otras bandas cuando las incluyas en la descripción. Esto permite a las partes implicadas hacer fácilmente sus deberes en el evento. Dedica a cada banda unas líneas: menciona su ciudad de origen, su estilo y, o bien una breve descripción de su música (“Melancolía shoegaze bajo 10.000 capas de estudiada reverberación”) o una cita de prensa (“Este trío imprescindible es un huracán folk-rock nacido para tocar en las tabernas” Semanal de Willamette).

Pide a cada grupo que designe un representante para la página del evento. Usando tu página personal de Facebook, hazte amigo de ellos. Esto te permite agregarlos como co-administradores. Extiende la oferta al agente o promotor del concierto, podrían tener especial conocimiento de partes interesadas entre su audiencia habitual.

Esto no solo proporciona un equipo de apoyo a los fans que solicitan detalles sobre horarios de los grupos, restricciones de edad, etc., sino que crea una base para las propias bandas desde la que estar en sintonía respecto a la información básica. Tener estos contactos personales en tu red social también hace más fácil reconectar con los representantes del evento la siguiente vez que vayas a esa ciudad. Como regla general, la gente contesta antes a un mensaje personal que a uno enviado a través de una página oficial de Facebook.

¿Te has olvidado del nombre de alguna gente que conociste en el concierto? Vuelve a la lista de invitados, una manera fácil de hacer un seguimiento de los contactos.

  1. Personaliza.

Una función de Facebook sorprendentemente poco conocida es la capacidad de búsqueda de tus amigos basada en la ubicación. Usando la barra de búsqueda, solo tienes que teclear, “Mis amigos que viven cerca de Indianapolis, IN”. Obviamente la eficacia de esto se basa en la amplitud de tu red personal, pero si has hecho giras durante algún tiempo, te puedes sorprender. Con esa lista abierta en una ventana y tu evento abierto en otra, invita a cada persona en la página del evento. Esto tiene unas cuantas ventajas:

-Cada invitado es notificado de que ha sido invitado

-La página del evento recordará a los invitados que confirmen asistencia si no han respondido de inmediato.

-La página del evento recordará automáticamente al invitado el día del evento, sin importar si él o ella ha aceptado la invitación (a menos que la haya rechazado expresamente)

-Los invitados serán notificados cada vez que un administrador postee en la discusión del evento, manteniéndolo presente

-Las confirmaciones de asistencia se contabilizan y se muestran, aumentando la expectación.

Anima a los otros representantes del evento a utilizar la misma función de búsqueda/invitación. Luego dedícate a seducir a los invitados. Publica en la discusión del evento a medida que la planificación avance. Enlaza a canciones de SoundCloud, vídeos, y recortes de prensa de tu banda y de las otras. Recuerda que online cualquier post de imágenes o vídeo funciona mejor que una publicación de texto.

¿Has tocado antes en esta ciudad? Recupera el viejo evento de Facebook de ese concierto y postea un enlace al futuro concierto con unas breves palabras de bienvenida.

“¡Hey, Columbus! ¡Volvemos! ¡Ven a vernos el mes que vienen en Woodlands Tavern!” La foto de tu evento aparecerá en la discusión del evento anterior y la antigua lista de invitados recibirá la notificación del post: otra oportunidad de que te detecte su saturado radar.

14435192_1183806111661383_1376208722568717522_o-1024x680

  1. Sé persistente y consistente.

De acuerdo con Entrepreneur, los millennials chequean su teléfono 43 veces al día. Social Media Week eleva ese número a 157. TNS Global reporta una media de 3.2 horas de tiempo de pantalla móvil al día, lo que supone todo un día en una semana. No te sorprenda, por tanto, que después de crear un evento para un concierto en Brooklyn y de volver a publicarlo el día del evento, tus amigos de Brooklyn te pregunten al día siguiente: “¿Estuviste en mi ciudad?”

La gente consulta sus teléfonos constantemente. No te dé vergüenza ser persistente. Podrías haber posteado el link diez veces y que ninguno de tus amigos lo haya visto ni una vez, especialmente con el irritante algoritmo de Facebook, que rebaja la prioridad de las publicaciones de Páginas, diseñado para persuadir a los administradores de Páginas para que paguen anuncios. Incidentalmente, este es también un factor que se suma al fracaso de más de una campaña de crowdfunding. ¿Qué es lo peor que puede pasar? Quizá un amigo deje de seguirte en su feed, pero, de todas formas, no era un asistente potencial a tu concierto.

Utiliza el sentido común. Recuerda que no puedes postear demasiado. Con diferentes miembros de la banda o fans compartiendo el enlace en tu nombre no solo descargas de tus hombros el peso de la promoción, sino que también llegarás a una esfera de influencia diferente con cada usuario que postee. El boca a boca es siempre la forma de marketing más efectiva.

Postea tu reluciente evento en el muro de la sala con una nota de entusiasmo anticipado. Si la sala lo comparte, una vez más, se multiplicará tu alcance.

Cuantas más veces un usuario ve un concierto que aparece en su feed, más posible es que lo vea como un evento importante.

¿Es Facebook la plataforma perfecta para conectar artistas y fans? No. Pero desarrollando un conocimiento útil de sus detalles podemos aprovechar el máximo potencial de un medio imperfecto. Trata tus conciertos como eventos. Trata las páginas de eventos como websites, involucra a todo el equipo. No pienses que te rebajas si te diriges individualmente a fans y amigos.  Y no te preocupes por llenar las páginas de tus fans: te siguen por un motivo. Llévalos a tu concierto y sigue adelante.

Leave a reply

Your email address will not be published.