6 claves para unos buenos conciertos como banda residente

Cómo tocar varias veces en la misma sala sin aburrir a los fans: seis consejos para mejorar tus conciertos en Músico DIY

6 claves para unos buenos conciertos como banda residente

Por Chris Robley

¡Convierte tu residencia en un ritual para tus fans!

Ser una banda residente –consiste en tocar de forma regular en una misma sala– te ofrece una buena posibilidad de crecer musicalmente, de conseguir una base de fans más fiel, y da un respiro al departamento de búsqueda de conciertos (ya que conseguirás toda una serie de conciertos de un solo golpe).

En cierto sentido, los conciertos serán más relajados, ya que el escenario se convierte en algo así como tu segunda casa. Pueden suceder cosas interesantes musicalmente, y podrías estar más propenso a crear momentos memorables entre tú y tus fans. Al mismo tiempo, tienes la presión de mantener el interés en cada uno de los conciertos, o si no tus fans podrían aburrirse y dejar de ir.

He hecho diferentes tipos de residencias durante los últimos diez años:

  • todas las noches durante una semana
  • una vez a la semana durante un mes
  • una vez al mes indefinidamente

No importa la agenda, todas estas residencias tienen algunas cosas en común.

Esto es lo que debes tener en cuenta para cada residencia:

1. Para ti (y tus fans) esto es una carrera de fondo

No puedes juzgar el éxito de tu residencia por la primera (ni siquiera por la última) noche. Si estás acostumbrado a tocar un concierto en un club local y convocar a 300 personas, piensa en tu residencia como una fiesta rotativa en la que esos fans pueden escoger cuando quieren asistir. No estarán todos a la vez.

Si haces una residencia de una semana, imagina que cada uno de esos fans asistirá solo una de las siete noches; de repente tu tirón se reduce a unas 40 personas por concierto (aunque la idea, naturalmente, es convertir cada uno de los conciertos en un evento al que merece la pena ir, así los fans acudirán una y otra vez).

2. Tu residencia depende del sitio, el sitio y el sitio

Hay muchas cosas a tener en cuenta cuando se trata de escoger la sala adecuada para una residencia.

Primero y principal: ¿hacen residencias? Si no, ¿puedes convencer a la sala?

Segundo: ¿Tú (y tus fans) se sentirán cómodos allí? Van a pasar un montón de tiempo en ese sitio, así que mejor que el sonido sea de tu agrado, que a tus fans les guste el ambiente, que el personal sea agradable, que haya buena comida, que las bebidas no cuesten docenas de dólares, etc.

Tercero: ¡aparcamiento! Tiene que ser fácil, de otra forma no verás a muchos visitantes volver las noches siguientes.

Cuarto: el tamaño importa. ¿Recuerdas esa sala con capacidad para 300 personas en la que tanto te gusta tocar? Es probablemente demasiado grande para tu residencia, ya que, repito, tu “tirón” se reparte entre varias noches.

3. El horario lo es todo

Como regla general, no hay un “momento ideal” para una residencia, pero seguro que hay un momento adecuado para tu base de fans en concreto.

Durante mucho tiempo, una de las residencias más populares en Portland, Oregon, tenía lugar los domingos por la tarde, lo que uno pensaría que es el peor momento, pero funcionó completamente para los fans de banda que salían a beber y bailar y a estirar su fin de semana todo lo posible.

Si tienes muchos seguidores que son “profesionales en empresas” (lo que sea que signifique eso), quizá tu momento ideal es a mitad de la semana sobre las 6 de la tarde para pillar a toda la gente de la happy hour.

Piensa en qué es lo mejor para tus fans y podrás convertir tu residencia en un ritual.

4. La variedad es la sal de la vida

Los conciertos en residencia suelen ser más largos: 2-3 horas. Así que no puedes limitarte a tocar el mismo set de 45 minutos todas las veces. ¡Tampoco puedes tocar el mismo set de 3-4 horas cada vez!

Si quieres que estos eventos se conviertan en un ritual para los fans, necesitarás hacer algo diferente cada vez. Aquí tienes algunas ideas.

  • Agrega nuevas versiones de canciones conocidas
  • Haz un set de homenaje (en el que tocas 5-10 canciones de tu artista favorito)
  • Concéntrate en un álbum diferente de tu discografía cada noche, ya sea haciendo un set de canciones de ese álbum seguidas, o repartiéndolas a lo largo del concierto
  • ¡Premios! (Haz algún tipo de concurso temático, de cultura general, o con prendas de ropa)
  • Cambia la instrumentación y arreglos: un set acústico, orquestación extra, diferentes samples, diferentes transiciones entre canciones, improvisa sobre algunas canciones más tiempo de lo habitual, etc.
  • Y…

5. Los artistas invitados valen su peso en oro

La mejor forma de que tu residencia sea dinámica es presentar a un artista invitado diferente cada noche. Colaborar con ellos en al menos un par de canciones, o, si es posible, todo el set. Si tus conciertos son lo suficientemente largos, incluso puedes ofrecer al invitado su propio set: abriendo el concierto, como artista principal, o entre dos de tus sets.

6 claves para unos buenos conciertos como banda residente

Los invitados van bien para las residencias por varios motivos:

  • Las cosas cambian creativamente de noche en noche
  • Tienes otro artista involucrado, que ayudará a a atraer fans a ese concierto en concreto
  • y te da otra forma de promocionar el evento, ya que puedes centrarte en el artista invitado (en vez de mensajear constantemente sobre otro de TUS conciertos como artista residente.

Yo adopté este enfoque en una residencia que tuve este año, haciendo un vídeo poster para cada noche y usándolo para presentar al invitado y su música mientras promocionaba cada concierto.

6. La coherencia es clave

Después de todo lo que hemos hablado sobre variedad, este consejo puede parecer contradictorio, pero lo que quiero decir es esto: no metas a tus fans en algo en lo que no se vean implicados.

Toca tus éxitos. Para eso han venido.

Si estás en un grupo acústico de World Music, no experimentes con una noche Heavy Metal.

Hacer cambios es genial, pero algo que se aparta totalmente podría desconectar a tus fans, y que no quieran volver la noche siguiente de la residencia.

Bueno, estas son algunas de las cosas importantes en un plano conceptual a tener en cuenta cuando planificas una residencia. ¿Promocionarla? Esto ya es otra historia, pero este blog está lleno de consejos de promoción, ¡así que léelos!

Algunas cosas que seguro te conviene hacer:

  • Da gracias a los fans que vuelven varias noches. Ellos son la clave para que tu residencia se convierta en un ritual.
  • Haz fotos y vídeos para compartir online. Tus invitados podrían compartirlas también y ayudar a que se corra la voz.
  • Utiliza la exclusividad de cada noche de tu residencia para crear una historia sobre los eventos aislados y sobre toda la serie.
  • Menciona todo lo que te gusta de los artistas invitados en tus promociones. No hables solo de ti. Cuéntale al mundo por qué admiras a esos músicos.

¿Tocas residencias a menudo? ¿Qué es clave para ti? ¿Algunos éxitos o fracasos de los que podamos aprender? Cuéntanoslo en los comentarios.


1 Comment

  1. erickvillegas1986@gmail.com'
    by Erick Wulf on December 9, 2016  08:51 Reply

    Buen artículo. Gracias.

Leave a reply

Your email address will not be published.