El mayor mito en torno a la comercialización de los Derechos de Sincronización…

¿Sabes cuál es el mayor mito en torno a la comercialización de los Derechos de Sincronización? Pues este post te lo cuenta. ¡Ven descubrir en el Músico DIY!

El mayor mito en torno a la comercialización de los Derechos de Sincronización… es que los supervisores musicales buscan solamente novedades.

Esto es completamente falso.

Cuando alguien está buscando la canción que se ajusta de manera perfecta a una escena de una película, show de TV, o anuncio, la ÚNICA cosa que importa es lo bien que la música apoya la acción.

A diferencia de otros aspectos del negocio de los medios musicales, el éxito en la venta de los derechos de sincronización no se basa en la antigüedad o la frescura, la fecha de publicación o la “relevancia”.

Se basa en la utilidad y la necesidad. ¿Qué dice la letra? ¿Cómo suena la música? ¿Se ajusta a la atmósfera o al tema de la escena? La canción necesita ser útil a la producción. Esta es la clave.

Incluso tus canciones más antiguas – canciones que tal vez dejaste de tocar hace ya mucho tiempo – pueden proporcionarte tus ingresos por derechos de sincronización. Nunca sabes qué música están buscando los supervisores, así que lo más inteligente es tener todo tu material en algún catálogo de derechos de sincronización.

Recuerda, para vender los derechos de sincronización es necesario que abarquen los diferentes períodos de tiempo. Tu música de laúd puede ser excelente para un show sobre la Inglaterra isabelina. Tu canción psych-rock vintage puede ser perfecta para una película ambientada en la California de los 60. Tu canción sobre Julia Roberts puede ser perfecta para un anuncio de AMC que promociona un fin de semana dedicado a la filmografía de Julia Roberts (esta es una historia de éxito de venta de los derechos de sincronización verdadera).

Aquí tienes una antigua canción de Barry Louis Polisar que fue recientemente redescubierta y utilizada en un anuncio de Android:

Cuando consigues colocar una canción antigua, no sólo recibes la tarifa de sincronización (y cualquier otro dividendo relacionado por la interpretación), sino que también tienes la posibilidad de alcanzar nuevas audiencias, reconectar con tus antiguos fans e inyectar nuevo vigor a tu catálogo entero.

¡Así que no retengas tu antiguo catálogo! Dalo de alta y comienza hoy a comercializar los derechos de sincronización.

Leave a reply

Your email address will not be published.