Cómo captar la atención de la sala en tu próximo concierto

Con el uso de los móviles durante las actuaciones, puedes sentirte un poco frustrado en tener que mantener la atención de tu audiencia – ¡la música debería ser suficiente! Pero en estos tiempos de diversificados medios de comunicación, dónde la gente tiene menos y menos capacidad de atención, los músicos tienen que gestionar la audiencia con inteligencia. MúsicoDIY tiene algunos consejos de cómo hacerlo.

El secreto para hacer de la música en directo un negocio de éxito[Post escrito por Katarina Underwood. Apareció originalmente en el blog de Sonicbids.]

Sabemos que, como intérprete, no te interesa tocar ante cualquier grupo de gente al azar. Te conviene hacer un show para una multitud entusiasta, con ganas de gritar, bailar, o menear la cabeza (cualquiera que sea el comportamiento que tu estilo de música reclama). No tienes garantizado tocar ante un público que ya sabe y adora quién eres, así que podrían necesitar que alguien los convenza de que vale la pena prestarte atención.

¿No tienes claro cómo hacer que la gente se quede totalmente cautivada por tu presencia? Puede abrumarte la idea, pero está lejos de ser imposible. Sigue leyendo para descubrir algunos consejos sobre como atraer la atención de cualquier sala, así podrás conquistar a nuevos fans acérrimos.

  1. Hazlo todo con visible seguridad

Si eres un caso agudo de miedo escénico, balbuceas en el micro, y te quedas helado en escena como una estatua, la gente pensará que ni siquiera tienes ganas de estar ahí. Esta es una manera segura de hacer que la gente desconecte. Domina tu presencia en el escenario, habla como si hubieras nacido para estar ahí, y da la impresión de que te estás matando por presentar un show genial para el público.

Si estás normalmente nervioso –lo que no es nada de qué avergonzarse– el adagio “Créetelo hasta lograrlo” viene aquí como anillo al dedo. Te sorprenderá lo mucho que tus emociones secundan tus acciones. Incluso si es tu primer concierto, ¡hazte con el mando! Dile a la gente que se entusiasme porque están experimentando tu primera actuación. Nunca pidas perdón por lo que eres.

  1. Siéntete (muy) a gusto mirando a los ojos de la gente

El contacto visual con tu público puede parecer un detalle pequeño y bastante obvio pero merece que lo mencionemos por el poder auténtico que posee.

Sus ventajas son dobles. Primero, como en cualquier conversación sincera, mirarse a los ojos refuerza la conexión emocional que se produce. Implica decisión y sinceridad. Segundo, permite a los oyentes que están lejos del escenario ser captados por la actuación y olvidar la distancia.

Cuando estás centrado en la música, cerrar los ojos puede mantener tu concentración, o quizá eres del tipo de persona que tiende a mirar directo al suelo o al techo. Pero si no dedicas unos segundos a cruzar tu mirada con la de cada miembro del público y mostrar que tocas para ellos, perderás algo de esa emoción tan importante para un concierto que deje huella.

  1. Toca con todo tu corazón

Esto debería ser de cajón, pero desgraciadamente no todos los intérpretes siguen este sencillo consejo. Quizá has tenido un mal día; hay algo que no puedes quitarte de la cabeza. Estás destinado a sentirte “desenchufado” en un momento u otro, pero una vez llegas al escenario es absolutamente crucial que dejes atrás lo pasado y que actúes con cad fibra de tu ser. Deberías quedar exhausto en el mejor sentido posible al final de tu set, porque has dado toda tu energía para ofrecer un show fantástico.

 

Esto no solo entusiasma a una multitud, también hace que la gente se fije en ti. He tenido la experiencia de que un telonero previamente desconocido haya robado mi corazón con la pasión y el entusiasmo que exudaba, haciendo que lo recordara y buscara cosas de él tras el show.

  1. Cuida a tu público

Aunque tocar apasionadamente es una de las mejores maneras de mostrar que agradeces a tu público su presencia, también deberías verbalizarlo. En serio, agradece a la gente haber salido de casa a verte, no importa lo pequeño o grande que sea el público. Una mezcla honesta de confianza y gratitud crea la imagen perfecta: a la gente le impresiona tu actuación y quieren que les gustes como persona. Preocúpate por cómo lo están pasando, pregunta cómo se sienten, y deja uno o dos minutos para charlar, así el público siente que no solo te están viendo, sino teniendo una experiencia contigo.

Para subir nota, elogia la ciudad en que estás tocando, cita algún lugar de la ciudad que te guste, o cuenta una anécdota divertida que tenga que ver con la zona. La gente se siente orgullosa de su tierra, y si puedes hablar de ella se sentirán identificados.

  1. Domina los momentos de silencio

Hay una frase que quizá hayas oído que dice que “música es el silencio entre las notas”. Sea cual sea tu interpretación de la frase, hay algo que decir sobre el silencio como algo tan potente como el sonido. Tu primer instinto puede ser considerar las pausas entre canciones como algo molesto y que tiene que pasar rápido, pero hay maneras interesantes, incluso hipnóticas, de sacar partido al silencio.

Incluso antes de que empiece tu set, tómate tu tiempo en subir al escenario, organizando todo lo que necesitas y preparando tu sitio. Si te gusta tocar en un taburete, sitúalo en el escenario de forma tranquila y significativa. Si necesitas cambiar de instrumentos o afinación entre canciones, no sientas la necesidad de pedir perdón y pedir “un momento, por favor”. Haz lo que tengas que hacer y demuestra que estás cómodo en esos momentos “entre y entre”. Esto dará al público unos instantes para interiorizar y apreciar tu arte, y creará expectación para la próxima canción. El silencio puede crear una atmósfera mágica si es premeditado, no molesto y acelerado.

  1. Be spontaneous Sé espontáneo

Aunque no hay nada malo en tener un set “inmaculado” en el que sigues el guión y tocas bien sin alejarte demasiado de tu zona de confort, será poco memorable, lo que es la clave para convertir a desconocidos en fans. Podrías saltar del escenario y cantar mientras te mueves entre el público, podrías encontrar esa canción con algo diferente… cualquier cosas, realmente. La idea es que hagas algo memorable que arraigue en la mente del oyente cuando ya has dejado el escenario.

Ten cuidado de no confundir esto con ser imprevisible y, especialmente, irreverente. Este consejo no significa “¡emborráchate antes de actuar y a ver qué sucede!” o “muestra tu lado salvaje y rompe las reglas de la sala”. Como ejemplo, recientemente vi a unos teloneros cuyo cantante sacó un cigarrillo y empezó a fumar durante la actuación en una sala al aire libre que tenía como norma explícita no fumar. Fue un pequeño descuido pero a mí me causó rechazo.

Espero que está pequeña lista te haya dado algunas ideas para captar realmente los oídos y los ojos de tu público en tu próximo concierto. ¡Empieza a planear como fascinar a tu audiencia!

Katarina Underwood es editora en prácticas en Sonicbids.

Save

1 Comment

  1. javier1_men@yahoo.com'
    by Javier on August 19, 2016  22:02 Reply

    Muchas gracias por estos consejos, tengo un concierto próximo y me serán de mucha utilidad!!!
    Siempre veo su website
    Gracias por compartir este conocimiento!!!!

Leave a reply

Your email address will not be published.