Consejos para entrevistas. como sacar el máximo de tus oportunidades de promoción

Como un músico, tendrás que dar entrevistas a revistas, la prensa, blogs, podcasts etc. Pero, ¿sabes tú cómo dar una buena entrevista? MúsicoDIY te da algunos tips

Consejos para entrevistas. como sacar el máximo de tus oportunidades de promoción Por Chris Robley

Dar una entrevista atractiva como músico

Cuando se trata de promoción y relaciones públicas, las entrevistas pueden ser una de las pumaneras más divertidas y gratificantes de difundir tu música, ya que se centran en tu mayor pasión: ¡tu música!

Afortunadamente para los artistas independientes ahora hay más medios buscando entrevistar músicos que nunca. Revistas, fanzines, blogs, podcasts, programas de radio y TV, canales de Youtube, etc.

Como entrevistado, tendrás que proporcionar al periodista un contexto y citas para un artículo, o el vídeo/audio de tu conversación será directamente el contenido (dependiendo del medio). Así que obviamente no te interesa simplemente salir al aire o ponerte al teléfono con un periodista sin haber pensado antes algunas de las cosas de que hablarás.

Si eres rápido de reflejos y confías en ti mismo, seguro, puedes lanzarte y dar una entrevista convincente. Pero para el resto de los mortales, aquí van algunos trucos para preparar las entrevistas…

Plantéate si la entrevista vale el tiempo que vas a dedicarle

Tenemos tendencia a querer decir que sí a todo. Esta tendencia llega al máximo cuando alguien dice: “Estoy interesado en ti. Quiero hacerte preguntas sobre tu música. Y quiero compartir tus respuestas con el resto del mundo.

PERO… no todas las entrevistas merecen la pena. No solo hablo de informarse sobre el alcance potencial del medio (o la falta del mismo), aunque si un blogger de www.blogspot.com.org.net/1234/interview/music-is-good-for-everyone.php/ te escribe pidiéndote una entrevista, te convendrá chequear antes el blog y ver si alguien lee realmente los posts.

Por supuesto, hay muchos medios y blogs que tienen pocos seguidores, fieles y comprometidos. Y si puedes contar tu historia de forma eficaz y compartir tu música a través de estos canales, ¡adelante!

Pero ten en cuenta las particularidades de cada entrevista antes de concederla. ¿Tendrás que contestar cincuenta preguntas en profundidad por mail en el curso de dos semanas mientras estás de gira? A menos que tengas el récord mundial de palabras por minuto, no te conviene aceptar esa entrevista, o al menos pregunta si puede limitarse a diez preguntas.

¿El periodista insiste en que os veáis en persona, solo para sacarte algunas citas que luego incluirá en un artículo más largo sobre otro artista o la escena musical? Si tienes tiempo, perfecto. Si no, pregunta si puedes contestar las preguntas por teléfono o por email.

¿La entrevista es acerca de alguna estrategia de marketing musical que has empleado en tu último lanzamiento cuando en realidad preferirías hablar de tu proceso creativo? Bueno, desde el punto de vista de alguien a quien le gusta preguntar a las bandas sobre marketing, diré que CUALQUIER enfoque sobre tu música es bueno, pero si tienes presión de tiempo o te sientes incómodo hablando de ciertos temas, adelante, rechaza la entrevista.

Y qué me dices de esto: el entrevistador quiere hablar con toda la banda al mismo tiempo. De repente están dedicando entre todos cuatro o cinco veces más tiempo para una única entrevista. Tiempo que podrían dedicar a buscar conciertos, grabar, o hacer OTRAS entrevistas. (En ese caso, divídanse, y que cada miembro de la banda de una cierta cantidad de entrevistas, o quizá en grupos de dos).

Por último, ¿los contenidos de tu entrevista pueden ser fácilmente reutilizados? ¿Puedes compartir con tus fans un enlace a un vídeo o a un clip de SoundCloud? ¿Es el resultado final algo que estarás autorizado a insertar o enlazar en tu website? Si es así, perfecto. Si no, esperemos que sea una gran conversación y consigas conectar con el público del entrevistador.

En resumen: te interesa que todas las entrevistas valgan el tiempo que les dedicas.

Identifica que es lo más atractivo de tu música o tu historia

¿Sabes cuál es tu historia como músico? ¿Qué es lo que atrae a la gente? ¿Por qué alguien que nunca ha oído hablar de ti debería interesarte por tu historia o tu música? Encuéntralo. Averígualo. Trabájalo. Prepárate para contarle al entrevistador algo interesante sobre ti.

Por otra parte, no lo des TODO. Necesitas guardarte algo bueno para otras entrevistas. Por ejemplo, una entrevista puede centrarse en tu proceso de composición, o las historias que hay tras las canciones. Otra podría centrarse en el proceso de grabación y producción. Otra podría tratar de la vida en la carretera, o tu vida personal, o las cosas que te inspiran.

Otro punto a tener en cuenta, es algo que hemos hablado mucho en este blog: tu personaje musical debería potenciar lo que es más interesante de ti. No puedes (y no deberías) verbalizar todos los detalles sobre ti, sino ampliar los aspectos más importantes de tu historia.

Investiga el público con antelación

¿Has hecho tus averiguaciones? ¿Conoces el público de cada uno de los medios que te van a entrevistar? Haz tus deberes y asegúrate de estar preparado para hablar a ESE público. Un podcast sobre los negocios en el mundo de la música querrá probablemente que hables de regalías y otras fuentes de ingresos, no sobre el viaje al extranjero que cambió tu forma de conceptualizar las armonías vocales.

Practica, practica, practica

Dar una entrevista convincente es una especie de arte, y como tal requiere práctica, igual que tu música. Tanto si te entrevistan con una cámara, en un estudio de radio, por teléfono o vía email, obviamente te interesa sacar el máximo. En los días previos a una entrevista –cuando conduces por la ciudad, cuando silencias la TV durante un bloque de anuncios, o cuando sacas el perro a pasear–, practica haciéndote preguntas. Lánzate algunas bolas difíciles de devolver. Elabora respuestas interesantes, y no te olvides de incluir toda la información importante de forma sucinta. Y luego di tu respuesta en voz alta.

¿Por qué en voz alta? Porque cuando estás nervioso tu corazón late más rápido y tu respiración se agita. Entonces tu voz tiembla. Y estás perdido. Practicar en voz alta con antelación te ayudará a evitar los nervios.

PERO… no memorices tus respuestas palabra a palabra. Quédate con la idea básica y algunas frases concretas. ¿POR QUÉ? Porque una entrevista se supone que es (al menos en apariencia) una conversación, no un monólogo.

Un último apunte sobre la práctica: es importante recordar que no vas a tener tiempo de exprimir todo lo que quieres; así que estate preparado para adaptar sobre la marcha las respuestas que has practicado.

Asume el hecho de que eres el protagonista

No eres solo el invitado, eres el protagonista, la estrella del show durante los minutos que te puedas permitir. Esto no significa necesariamente que te convenga brillar más que el anfitrión o el entrevistador (después de todo, hacen falta muchas estrellas para hacer una constelación), pero está bien salir con fuerza, demostrar personalidad, y dar respuestas con confianza. Recuerda: tu eres quien más sabe sobre TI.

Evita las respuestas de una palabra, incluso si es una pregunta de “sí” o “no”

El objetivo de la entrevista para ti es contar tu historia. ¡Así que cuéntala!

Si el entrevistador te pregunta si “¿Estabas nervioso al publicar tu segundo álbum después del éxito que conseguiste con el disco de tu debut?”, no contestes simplemente que sí. ¡Dales drama, háblales de coraje, de la lucha por conseguirlo, de las dificultades, de genialidad!

No te alargues

Por otra parte, te interesa que la entrevista sea una conversación. No te enrolles demasiado, y no hagas que el entrevistador tenga que interrumpirte constantemente. Dale tiempo a responder o hacer otra pregunta.

Incluso está bien hablar esto de antemano con el entrevistador. Pregúntale cuántas preguntas quiere hacerte. Divide el número por el tiempo total de entrevista y tendrás el tiempo medio a dedicar a cada respuesta.

Prepárate para hablar 2 minutos, o 2 horas

Esperemos que tengas una idea del tiempo que necesitará una entrevista: una aparición de 2 minutos en las noticias en TV, una hora de conversación telefónica, etc. Pero hay veces en que las cosas se improvisan sobre la marcha y el entrevistador simplemente deja que la conversación fluya (esto pasa más a menudo en los podcasts, donde no hay límites de tiempo). Pero la idea es sencilla: estate preparado para hablar muuuuuuucho tiempo, incluso si solo necesitas echar mano de este recurso en una de cada cincuenta entrevistas.

No tengas miedo de salirte del tema de la música

Los músicos no son sujetos unidimensionales. Algunos de nosotros tenemos otros temas sobre los que nos gusta hablar, aparte de la música, si se presenta la oportunidad: nuestras convicciones políticas, relaciones, nuestros esfuerzos pasados, nuestros burritos favoritos, etc.

El rapero Killer Mike es un ejemplo perfecto de esto. Él ha salido muchas veces en las noticias de las cadenas por cable hablando de racismo en América, justicia social, y otros temas que forman parte de su música (sin que el tema la entrevista se la música por sí misma).

Haz que la conversación vuelva hacia ti

Pero supongamos que tú QUIERES hablar de tu música y el entrevistador se va por las ramas. Esto sucede. Si lo hace, síguele un poco la corriente. Tomátelo con buen humor. Pero si el entrevistador se alarga demasiado sin hacerte una pregunta relevante para tu carrera musical, busca la manera de llevar la conversación de nuevo a su cauce. Después de todo, solo tienes unos minutos para explicar las cosas, y te conviene usar sabiamente cada uno de esos minutos.

Sé visceral y descriptivo

El olor a mofeta de la furgoneta durante la gira. El calor de las brillantes luces del escenario. Cómo se veía la lluvia cuando aterrizaste en Londres en tu primer tour en el Reino Unido. Introduce al oyente o lector en tu mundo con ricas descripciones. Cuánto más vívida sea la forma en que pintas tu mundo, más cerca se sentirán los demás de ti y de tu música.

Cita tus propias letras

A los músicos les aterroriza parecer pretenciosos, pero si recitar una de tus letras ayuda a ilustran algo que quieres hacer notar sobre tus letras, o tu vida, o el proceso creativo, hazlo, y no te avergüences por ello. Te repito, la entrevista va sobre ti, y una letra inteligente o apasionada puede ser lo necesario para ganarte a un nuevo fan.

Habla de tu website, de tus próximos conciertos, de apuntarse a tu lista de email, etc.

¿Qué esperas obtener de la entrevista? ¿Cuál es tu máxima prioridad? ¿Más suscriptores en YouTube? ¿Que acuda más gente a tu concierto de San Francisco? ¿Más ventas de CDs? ¡Dilo! No seas tímido. La falsa modestia es algo extraño cuando hablamos de alguien que ha aceptado ser entrevistado. Así que menciona tu canal de YouTube. Habla de tu concierto. Di a quienes te escuchan dónde pueden comprar tu música online. No se trata de ser insistente, quizá basta con que aparezca una vez durante la conversación, pero lo que quiero decir es que nadie te criticará por promocionar tu música de una manera directa y que lleve a la acción si lo haces de forma simpática (y con moderación).

Consigue permisos, y hazte con los archivos

Ya he mencionado la “reutilización”. Te interesa (particularmente si la entrevista ha ido bien, o ha salido en un medio importante) poder compartir la entrevista en tu website, plataformas sociales y newsletter. Si hay archivos de audio y vídeo que no son fácilmente accesibles y sencillos de insertar a través de servicios como YouTube o Soundcloud, pregunta al entrevistador si puedes tener una copia del archivo y postearlo directamente en tus webs, redes sociales, etc.

Por supuesto, si la entrevista se ha hecho como contenido exclusivo para un único sitio online, está bien, pero no pasa nada por preguntar, en un intento de ampliar su alcance.

—————-

Bien, estos son unos cuantos consejos para dar entrevistas. Una vez más, la práctica es clave. Cuanto más practiques, mejores serán tus entrevistas. Cuanto mejores sean tus entrevistas, más oportunidades se te abrirán.

¿Te han entrevistado recientemente? ¿Qué consejos añadirías a esta lista? ¿Qué errores cometiste y qué aprendiste de ellos?

Cuéntamelo en la sección de comentarios.

3 Comments

  1. studiosevolutions@gmail.com'
    by Alfonso on April 5, 2016  12:05 Reply

    Esta bien mencionar que estas comenzando de abajo aunque la gente pueda estar creyendo que y tienes una trayectoria?

  2. marcosantonioleyvasalmeron@gmail.com'
    by marcos antonio leyva salmeron on April 15, 2016  01:25 Reply

    ok..lo tendre en cuenta para ser mejor..grasias.

  3. davidnessibarra@gmail.com'
    by NESO on April 22, 2016  07:23 Reply

    comenzaron a hablar de deportes en una sección del programa y yo estaba presente con el micrófono delante de mi y encendido, ellos al comenzar a hablar sobre basquetball (tema del cual no se mucho) me preguntaron que si que me paresia un juego que no recuerdo con exactitud cual era, mi manera de evitar la pregunta fue diciendo que lo mio era el fútbol soccer y ellos al hacerme preguntas al respecto me di cuenta que en verdad no era lo mio.... al final todo salio perfecto!
    como consejo: jamas respondas por responder, siempre habla con sinceridad.... si algo no lo sabes, no lo sabes y punto.

Leave a reply

Your email address will not be published.