3 reglas sobre merchandising que la mayoría de músicos incumplen

¿Vendes productos durante tus recitales? ¡Espero que no estes haciendo estos errores! Fíjate en estos 3 reglas que la mayoría de los músicos incumplen, y asegúrete que no estás incluido en este mayoría

Cómo aceptar pagos con tarjeta de crédito en los conciertos¿Has bajado del escenario? ¡Ve al puesto de merchandising YA!

El mes pasado llevé a mi hija a su primer concierto de rock. Vimos a la banda Dawes tocando en el césped de la tienda insignia de la cadena L.L.Bean’s.

Me encanta Dawes. Las letras. Las melodías. Las voces. Cómo tocan. Me encantan. A mi hija también le gustan. Y gracias a un amigo tuvimos asientos en primera fila (más abajo puedes ver algún vídeo).

No es que Dawes sean tan famosos como Beyoncé, pero aun así me sorprendió ver a dos de los miembros –creo que el cantante y el batería– en el puesto de merchandising después del concierto, con una cola de unas cien personas. Era difícil verlos entre la multitud, pero creo que estaban charlando con los fans y firmando posters y discos.

En ese momento, mi hija estaba ya más interesada en la pecera gigante de L.L.Bean, así que no hicimos cola. Una hora después, salimos de la tienda y pasamos junto al puesto de merchandising. La banda se había marchado, La multitud también. Pero quedaban un par de personas en el puesto, por si acaso alguien (como yo) quería hacer alguna compra de última hora.

¿Por que se supone NO DEBERÍAN estar siempre los artistas en el puesto de merchandising?

No tendría que sorprenderme tanto que la banda estuviera ahí saludando a los fans justo después del concierto. Dedicar tiempo a mostrar tu agradecimiento y dar a los fans una sensación de conexión más honda con tu arte: esto es sobre lo que se construyen las carreras musicales hoy. Y pensando solo en la economía, esto es lo que mueve las ventas también.

Pero muchos de nosotros, músicos, aun nos aferramos (por hábito o por alguna extraña nostalgia) a las viejas nociones sobre las estrellas pop y rock. Se supone que son inaccesibles. Se supone que se esconden en el backstage. Se supone que son divas, patanes inadaptados o algo peor. Qué sinsentido.

Desgraciadamente, este sinsentido ha arraigado profundamente en la psique de muchos músicos actuales, músicos que piensan que han de evitar la interacción con los fans. Fracasan en este paso crucial a la hora de hacer carrera en la música, ya sea porque piensan que están por encima, porque olvidan lo importante que es, porque piensan que tiene que haber un muro de separación entre el arte puro y el desagradable comercio, o porque no se sienten cómodos en estas situaciones (lo que es comprensible para artistas tímidos, pero pasa lo mismo que con la música: practica, practica, practica).

En cualquier caso, todo esto me recordó algunos buenos consejos de Carlos Castillo acerca de tu puesto de merchandising.

Aquí tienes tres reglas de merchandising que se rompen más veces de las que se siguen…

pero pueden marcar una gran diferencia en las ventas, suscripciones de email, y en conectar con los fans:

  1. Que alguien esté en el puesto durante el concierto. Dejar una hucha en la mesa mientras estás en escena no es ni de lejos tan efectivo como una persona real motivada para vender. Un porcentaje de los beneficios es una buena manera de motivar a alguien. No te aproveches de la amabilidad de tus amigos para que lleven el puesto gratis. Dales una parte y notarás los resultados en tu cartera. Paga a quien te hace ganar dinero. No lo trates como te tratan a ti los malos promotores.
  1. Cuando no estés en el escenario, ve al puesto. Que esa sea la zona para tomar algo con la banda. No en el backstage. Ahí no ganas dinero. El backstage es donde una manada de groupies se beben tu cerveza y te distraen del concierto. Si llevas la fiesta afuera, algunos de esos fans probablemente saldrán con camisetas en lugar de (inserta aquí una broma guarra sobre groupies).
  1. La mesa de merchandising debería ser la última cosa que recoges. No solo la gente odia cargar cosas toda la noche, es al final de la noche cuando pagan en el bar y tienen sus tarjetas de crédito a mano. PS: Acepta tarjetas de crédito.

Dawes hizo estas tres cosas bien (además de cantar muy bien). Sí, sí, es verdad que van de gira en un bus gigante y pueden pagar a alguien para que se encargue del merchandising, pero también los artistas locales pueden beneficiarse de seguir estas reglas. Haz la prueba en tus próximos conciertos y observa tú mismo las diferencias.

Descubre más consejos sobre merchandising en nuestro artículo “Guía de merchandising para músicos: cómo vender más CDs y camisetas en tu próximo concierto” 

Leave a reply

Your email address will not be published.