Networking para músicos: consejos de un sideman profesional

Para tener éxito en la industria músical, hay que conocer a gente, y para conocer a gente, hay que hacer networking. Échale un vistazo a estos consejos de cómo entender la gente mejor, y tener mejores resultados con tus esfuerzos de networking.

shutterstock_136637576-300x279Blogger invitado

[Artículo escrito por Lemar Guillary, un trombonist radicado en LA que ha tocado con artistas como Robin Thicke, Jennifer Hudson, Tedeschi Trucks Band, y la Dirty Dozen Brass Band.]

Sociología de los músicos

Una persona no es solo un individuo distinto de todos los demás. Es especialmente un ser al cual se le atribuye una relativa autonomía en relación al entorno con el que está en contacto directo – Émile Durkheim[1]

Es obligado que un nuevo músico que quiera emprender su camino hacia la cima de la industria de la música pop comercial entienda su papel como integrante del grupo al que está intentando pertenecer.

Identificar los comportamientos de un grupo social es una habilidad capital en tu desarrollo. Exploraré a continuación las teorías sociales, de lenguaje corporal y psicológicas que te ayudan a afinar las capacidades que necesitas para ser un músico con éxito en networking.

La teoría de Émile Durkheim revolucionó a la vez que fijó el standard para las técnicas sociológicas básicas. En sus escritos encuentro grandes similitudes con las dinámicas de grupo en la industria musical. Las Teorías que Émile Durkheim presenta en su obra Las formas elementales de la vida religiosa, aunque no se apliquen inicialmente a los músicos, tienen validez en cualquier industria o sociedad que tenga unos rasgos o comportamientos característicos.

En La división del trabajo social, Émile Durkheim determina cómo van a llevarse a cabo las tareas:

* Solidaridad Mecánica — Los miembros de un colectivo creen en las mismas cosas y cada individuo realiza la misma tarea.

* Solidaridad Orgánica — Se trata de una sociedad más compleja en la que los miembros dependen unos de otros para cumplir las tareas, con diferente miembros competentes en diferentes cometidos.

En la Solidaridad Mecánica hay mucho menos énfasis en los individuos y más énfasis en el colectivo, mientras que en la Solidaridad Orgánica hay más énfasis en las capacidades individuales de cada miembro del colectivo. 2]

Lo que yo encuentro fascinante es que los músicos pop pertenecen a ambas categorías. La industria musical, desde el punto de vista del músico, puede ser una Solidaridad Mecánica en la que la mayoría de músicos se unen en el conocimiento de la teoría musical, que usan para comunicarse durante los procesos de creación musical. Paralelamente, también funcionamos en una Solidaridad Orgánica ya que necesitamos la habilidad de otros para crear esa música.

Lo que hace falta para ser un gran sideman

Un ejemplo clave en la industria pop del flujo entre Solidaridad Mecánica y Orgánica es la profesión del sideman. Sideman se refiere al músico que acompaña al artista principal, como Robin Thicke, Jennifer Hudson, o Justin Timberlake, por ejemplo. Estos músicos “de acompañamiento” ofrecen un conocimiento que el artista principal no posee. Por tanto, el artista debe apoyarse en las habilidades del otros para que su actuación tenga éxito. Esto es Solidaridad Orgánica. La Solidaridad Mecánica es la unidad de la interpretación. En otras palabras, todos nosotros subimos a ese escenario y hacemos que funcione!

 

Networking para músicos

Descubre en qué eres bueno y explótalo al máximo– Jimmy Owens[3]

Solidaridad Orgánica, en el contexto de Émile, es una sociedad compleja. Esto también es cierto cuando se trata del músico haciendo networking. La complejidad está en tu producto. Tomemos, por ejemplo, el concepto de proveedor. Hace poco hice una prueba para una agencia de eventos local. Durante el proceso de selección, que fue más una sesión de preguntas y respuestas, se me pidió que mirase el contrato que tenía que firmar antes de ser considerado para el trabajo. Este contrato se refería a mí todo el tiempo como el “proveedor”. Caí en la cuenta en ese momento de que ser un músico no es diferente de ser un vendedor. Por tanto debemos tener mucho cuidado en crear un producto que nos proporcione el tipo de trabajos que queremos.

Si quieres ser un guitarrista de blues, céntrate exclusivamente en el blues hasta que lo hayas perfeccionado. Si eres un trompetista de veintitantos años con pocas o ninguna actuaciones pero te gustaría verte haciendo conciertos pop llenos de soul, entonces practica el lenguaje musical necesario para familiarizarte con el género. Esto hará tu producto muy claro y distintivo. No significa que no puedas tomar parte en otros estilos de música, pero hará que tus clientes sepan quién eres y por qué deberían contratarte.

La mayoría de músicos jóvenes que buscan ser tenidos en cuenta como “sidemen” en la industria pop comete el error de creer que todo lo que han de hacer es convertirse en virtuosos de sus instrumentos para tener éxito. Esto está lejos de ser cierto. En mi experiencia, todos músico de éxito bien relacionado posee lo que yo llamo “la teoría 60-40”.

La Teoría 60-40

La “Teoría 60-40” se refiere al porcentaje de lo que necesitas para ser un gran músico e intérprete versus el porcentaje de lo que tienes que ser un gran relaciones públicas.

Con “relaciones públicas” me refiero a lo bien que la sociedad en la que estás o querrías estar se relaciona contigo fuera del escenario. En mi experiencia encuentro que el factor más importante son las relaciones públicas. Algo común para un músico que busca contactos es ir a una jam session. En las mejores jams, puedes encontrarte con la flor y nata de los músicos de éxito. Para ellos, el objetivo es seguir teniendo presencia al mismo tiempo que tocar un par de canciones como diversión. Estas figuras ya establecidas también quieren estar al tanto de quiénes son los nuevos buenos músicos y quizá incluso relacionarse con ellos.

El objetivo del músico que busca hacer networking es ser un “ninja estratégico del networking”. Prepárate a tocar una o dos canciones e intenta dar lo mejor de ti. Lo más importante es que disfrutes! No intentes tocar seis canciones, ya que hay más músicos que quieren salir y mostrar lo que hacen. Tu actuación provocará el interés de los otros músicos en la sala, pero no será un factor decisivo para encontrar trabajo. Los músicos en la sala detendrán sus conversaciones durante un minuto para escucharte mientras tocas y luego volverán a charlar. No tiene sentido quedarse demasiado tiempo en el escenario. Deja tu instrumento después de tocar, ve a tomar algo a la barra, y mira si conoces a alguien en la sala que te pueda presentar a otros músicos, o quédate en la barra y espera tu oportunidad para conocer a otros músicos. Aquí es donde empiezan las relaciones públicas. En otras palabras, 60% relacionarse, 40% tocar.

La teoría 60-40 es también parte importante de tu producto. Tu personalidad fuera del escenario es crucial para tu capacidad de networking. Tomemos por ejemplo el hecho de que ASCAP tiene más de 435000 miembros y BMI tiene unos 500000 miembros registrados. Estos números no incluyen los miles o quizá millones de otros músicos, aficionados y profesionales. Por tanto, la pregunta permanece: ¿qué es lo que te hace diferente de los otros miles de músicos en el mundo? Desde un punto de vista social, la mayoría de músicos y directores musicales (conocidos como “MD”, “musical director”, en el mundillo de la música pop comercial), preferirían tratar con un individuo que muestra un comportamiento social que con un virtuoso con mala actitud o algún tipo de carencia social.

Yo me gradué en la New School for Jazz and Contemporary Music a finales de otoño de 2008. No tenía ni idea de si iba a quedarme en New York o volver a Los Angeles. Opté por dejar que el destino decidiera. Dos semanas después volví a casa por Navidad, y recibí una llamada de un amigo, un amigo con el que había contactado para practicar juntos, y me preguntó si podía hacer un bolo con Robin Thicke. Su trombonista no podía estar todos los conciertos contratados, y a mi amigo lo llamaron como sustituto, pero tampoco podía comprometerse a largo plazo. Me preguntó si quería hacerlo y dije, “¡Claro que sí!” Acabé haciendo cuator bolos con Robin Thicke antes de que el trombonista original pudiera volver. Mientras estaba en la carretera con los miembros de la banda, me dediqué a comunicarme con el resto de tipos en la banda uno a uno. Recuerdo desayunar con el bajista y hacer buenas migas con él. Resulta que los miembros de la banda no se llevaban demasiado bien con el otro trombonista, me hablaban de numerosos enfrentamientos entre ellos y de gente dejando la banda. No es que al otro trombonista le faltase talento. Le faltaba el 60% crucial.

Resumiendo, no pierdas de vista que eres un miembro de una sociedad con una estructura y una jerarquía. El objetivo de concienciarte a ti mismo de este hecho no es intentar ser lo que no eres, sino ser consciente de lo que te rodea. Pon en práctica la teoría 60-40 cuando estés en un entorno de networking. Tanto si trabajas como músico solista o como banda, recuerda que eres un proveedor. Quienquiera con el que intentes contactar y/o trabajar para él, te buscará por un servicio o producto específico. ¡Debes perfeccionar tu producto! Para una banda local de garaje esto puede significar un acuerdo de todos los miembros de la banda para tomar clases particulares semanalmente para garantizar que todo el mundo mejora en su instrumento. Para un músico solista se aplica lo mismo. Esto es el 40% del total, pero ese mejor que sea un buen 40%. Sé creativo al hacer networking. Una buena felicitación a otro músico por su forma de tocar es siempre una gran manera de romper el hielo.

Happy Networking!

Lemar Guillary

1. 1Émile Durkheim, The Elementary Forms of the Religious Life (London: George Allen & Unwin LTD, 1964), 240.

2. [2] Émile Durkheim The Division of Labor (Free Press, 1984),

3. [3] Jimmy Own es un gran trompetista de jazz radicado en New York. Esta es una frase que le recuerdo decirme a mí y a otros estudiante en The New School for Jazz and Contemporary Music.

4 Comments

  1. Imaruby05@yahoo.com'
    by Hilda R Ibarra on May 14, 2015  06:46 Reply

    Tengo unas composiciones que estoy segura las letras son competitivas para la nueva musica. Me pueden decir, cual es el camino que toma una para encontrar alguna agencia que busca Nuevo material para presentarla a alguna banda or cantante/

    • by Tracey Gill Miller on May 15, 2015  14:14 Reply

      Hola!
      Pues, es diferente en cada país - dime el pais en que vives, y buscaremos algunos recursos para ayudarte como podemos ;)

  2. Davidblackmusicredes@gmail.com'
    by David Black on December 13, 2015  20:46 Reply

    Podrían poner unos consejos sobre cómo hacer networking en redes sociales(donde no siempre sabemos hacia donde apuntar)?
    De manera más específica, debería contratar alguna agencia de relaciones públicas? O debería expresar mis vivencias y lanzamientos de una formas más cercana? Que opinan?
    Gracias, buen día.

    • by Tracey Gill Miller on December 30, 2015  09:05 Reply

      Tenemos una sección entera dedicado a las redes sociales, cómo Facebook, Instagram, y Twitter. :)

Leave a reply

Your email address will not be published.