¿Es realista la teoría de los 1,000 ‘True Fans’?

¿Está correcta, esta teoría de que un músico necesita unos 1000 fans para poder ganar la vida de su música como músico? Si está correcta, cómo consigues esta cantidad de fans? Aaron Sztarkman de “Este Negocio de la Música” te dice cómo en el blog MúsicoDIY. ¡Fíjate!

Publicado con permiso del autor original, Aaron Sztarkman Arauz

Aaron es un bajista, cantante autodidacta y autor del blog “Este Negocio de la Música.” Tiene más de 20 años de tocar (además de manejar) de manera profesional y semi-profesional en bandas de todo tipo, desde pop-rock, jazz, blues, world music, reggae hasta bandas tributo a Rush, The Police, Soda Stereo, Pearl Jam y The Killers entre otros. Vive en Caracas, Venezuela y en este momento está estudiando el certificado en línea de Bajista Profesional de Berklee College of Music.

Desde hace unos años se viene manejando la teoría de los ’1,000 True Fans’, la cual dice que un artista necesita 1,000 fans devotos para poder vivir de su arte.Untitled-design-4

En ella, se expone que si logramos que cada uno de esos fans invierta $100 al año en nuestra carrera, podremos tener un ingreso anual de seis cifras. Restando gastos modestos, esta es una cantidad suficiente para poder vivir dedicado a tu música.

El número puede variar dependiendo del artista y del medio en el que se mueve, pero lo importante es reconocer que para sobrevivir con tu carrera, es posible hacerlo teniendo y desarrollando un nicho. Esta teoría sugiere que existe un lugar entre “vivir pobre” y el estrellato.

¿Qué es un “True Fan”?

Es un seguidor que está atento a tu próximo movimiento como artista. Es quien viajará a otra ciudad a ver tu concierto. Es quien compra (además de tu música) tu camiseta, tu taza, tu gorra y cualquier edición especial de un producto que pongas en venta. Es quien está dispuesto a darte dinero para que financies tu próximo trabajo.

¿Cómo llegar a esa cifra?

A simple vista, el hecho que alguien gaste $100 al año en tu música (ir a un concierto, comprar tu merchandising, descargar tu disco, dar una clase de guitarra) parece posible, pero se necesita de varios factores:

– Estar en contacto constante (algo que a muchos artistas tal vez no les guste).
– Producir material regularmente, ya sea tu música o cualquier producto afín.
– Tener una planeación detallada de tu carrera, con metas y objetivos a largo plazo. Recordemos que tú te debes a estas personas y ellas esperan mucho de ti. La cantidad de apreciación que ellas tienen hacia ti y la que tú debes tener con ellas debe ser directamente proporcional.

La tecnología ha logrado que este tipo de acciones sean de fácil ejecución para todo artista independiente. No es necesario que esos 1,000 fans vivian en tu ciudad o país, puedes ampliar tu base a todo el mundo. Sitios como Kickstarter, Indiegogo y Fundable te pueden ayudar a recolectar fondos de fans nacionales e internacionales. Empresas como CD Baby te pueden ayudar a vender tu música en línea. Las redes sociales son invaluables a la hora de hacer relaciones públicas.

Beneficios para el artista

Es obvio que una vez teniendo el número de fans necesarios podremos mantener nuestra carrera, pero hay más:

– El artista mantiene un norte, una visión y un propósito para continuar produciendo, cosas que el ‘true fan’ aprecia.
– Si lo vemos como una figura de círculos concéntricos, afuera del primer círculo (el de los 1,000 fans) se encuentra otro círculo de ‘fans menores’, los cuales también invierten en tu carrera, aunque no de la misma manera que los devotos. Con los pasos correctos, convertir a esos fans menores en devotos es muy factible. Ese es tu objetivo con ellos.
– No es necesario escribir un hit para sobrevivir. Un flujo constante de producción de calidad es el secreto.

La aplicación de esta teoría depende mucho de la situación de cada artista. ¿Te parece realista? ¿Sientes que se puede aplicar en Iberoamérica? ¿Cuáles son los obstáculos que enfrentas? ¿Cómo puedes convertir estos obstáculos en oportunidades?

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

 

 

Desde hace unos años se viene manejando la teoría de los ’1,000 True Fans’, la cual dice que un artista necesita 1,000 fans devotos para poder vivir de su arte. En ella, se expone que si logramos que cada uno de esos fans invierta $100 al año en nuestra carrera, podremos tener un ingreso anual de seis cifras. Restando gastos modestos, esta es una cantidad suficiente para poder vivir dedicado a tu música.

El número puede variar dependiendo del artista y del medio en el que se mueve, pero lo importante es reconocer que para sobrevivir con tu carrera, es posible hacerlo teniendo y desarrollando un nicho. Esta teoría sugiere que existe un lugar entre “vivir pobre” y el estrellato.

¿Qué es un “True Fan”?

Es un seguidor que está atento a tu próximo movimiento como artista. Es quien viajará a otra ciudad a ver tu concierto. Es quien compra (además de tu música) tu camiseta, tu taza, tu gorra y cualquier edición especial de un producto que pongas en venta. Es quien está dispuesto a darte dinero para que financies tu próximo trabajo.

¿Cómo llegar a esa cifra?

A simple vista, el hecho que alguien gaste $100 al año en tu música (ir a un concierto, comprar tu merchandising, descargar tu disco, dar una clase de guitarra) parece posible, pero se necesita de varios factores:

– Estar en contacto constante (algo que a muchos artistas tal vez no les guste).
– Producir material regularmente, ya sea tu música o cualquier producto afín.
– Tener una planeación detallada de tu carrera, con metas y objetivos a largo plazo. Recordemos que tú te debes a estas personas y ellas esperan mucho de ti. La cantidad de apreciación que ellas tienen hacia ti y la que tú debes tener con ellas debe ser directamente proporcional.

La tecnología ha logrado que este tipo de acciones sean de fácil ejecución para todo artista independiente. No es necesario que esos 1,000 fans vivian en tu ciudad o país, puedes ampliar tu base a todo el mundo. Sitios como Kickstarter, Indiegogo y Fundable te pueden ayudar a recolectar fondos de fans nacionales e internacionales. Empresas como CD Baby te pueden ayudar a vender tu música en línea. Las redes sociales son invaluables a la hora de hacer relaciones públicas.

Beneficios para el artista

Es obvio que una vez teniendo el número de fans necesarios podremos mantener nuestra carrera, pero hay más:

– El artista mantiene un norte, una visión y un propósito para continuar produciendo, cosas que el ‘true fan’ aprecia.
– Si lo vemos como una figura de círculos concéntricos, afuera del primer círculo (el de los 1,000 fans) se encuentra otro círculo de ‘fans menores’, los cuales también invierten en tu carrera, aunque no de la misma manera que los devotos. Con los pasos correctos, convertir a esos fans menores en devotos es muy factible. Ese es tu objetivo con ellos.
– No es necesario escribir un hit para sobrevivir. Un flujo constante de producción de calidad es el secreto.

La aplicación de esta teoría depende mucho de la situación de cada artista. ¿Te parece realista? ¿Sientes que se puede aplicar en Iberoamérica? ¿Cuáles son los obstáculos que enfrentas? ¿Cómo puedes convertir estos obstáculos en oportunidades?

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

– See more at: http://www.aaronsztarkman.com/2014/08/12/es-realista-la-teoria-de-los-1000-true-fans/#sthash.v9cIu6BG.dpuf

 

Desde hace unos años se viene manejando la teoría de los ’1,000 True Fans’, la cual dice que un artista necesita 1,000 fans devotos para poder vivir de su arte. En ella, se expone que si logramos que cada uno de esos fans invierta $100 al año en nuestra carrera, podremos tener un ingreso anual de seis cifras. Restando gastos modestos, esta es una cantidad suficiente para poder vivir dedicado a tu música.

El número puede variar dependiendo del artista y del medio en el que se mueve, pero lo importante es reconocer que para sobrevivir con tu carrera, es posible hacerlo teniendo y desarrollando un nicho. Esta teoría sugiere que existe un lugar entre “vivir pobre” y el estrellato.

¿Qué es un “True Fan”?

Es un seguidor que está atento a tu próximo movimiento como artista. Es quien viajará a otra ciudad a ver tu concierto. Es quien compra (además de tu música) tu camiseta, tu taza, tu gorra y cualquier edición especial de un producto que pongas en venta. Es quien está dispuesto a darte dinero para que financies tu próximo trabajo.

¿Cómo llegar a esa cifra?

A simple vista, el hecho que alguien gaste $100 al año en tu música (ir a un concierto, comprar tu merchandising, descargar tu disco, dar una clase de guitarra) parece posible, pero se necesita de varios factores:

– Estar en contacto constante (algo que a muchos artistas tal vez no les guste).
– Producir material regularmente, ya sea tu música o cualquier producto afín.
– Tener una planeación detallada de tu carrera, con metas y objetivos a largo plazo. Recordemos que tú te debes a estas personas y ellas esperan mucho de ti. La cantidad de apreciación que ellas tienen hacia ti y la que tú debes tener con ellas debe ser directamente proporcional.

La tecnología ha logrado que este tipo de acciones sean de fácil ejecución para todo artista independiente. No es necesario que esos 1,000 fans vivian en tu ciudad o país, puedes ampliar tu base a todo el mundo. Sitios como Kickstarter, Indiegogo y Fundable te pueden ayudar a recolectar fondos de fans nacionales e internacionales. Empresas como CD Baby te pueden ayudar a vender tu música en línea. Las redes sociales son invaluables a la hora de hacer relaciones públicas.

Beneficios para el artista

Es obvio que una vez teniendo el número de fans necesarios podremos mantener nuestra carrera, pero hay más:

– El artista mantiene un norte, una visión y un propósito para continuar produciendo, cosas que el ‘true fan’ aprecia.
– Si lo vemos como una figura de círculos concéntricos, afuera del primer círculo (el de los 1,000 fans) se encuentra otro círculo de ‘fans menores’, los cuales también invierten en tu carrera, aunque no de la misma manera que los devotos. Con los pasos correctos, convertir a esos fans menores en devotos es muy factible. Ese es tu objetivo con ellos.
– No es necesario escribir un hit para sobrevivir. Un flujo constante de producción de calidad es el secreto.

La aplicación de esta teoría depende mucho de la situación de cada artista. ¿Te parece realista? ¿Sientes que se puede aplicar en Iberoamérica? ¿Cuáles son los obstáculos que enfrentas? ¿Cómo puedes convertir estos obstáculos en oportunidades?

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

– See more at: http://www.aaronsztarkman.com/2014/08/12/es-realista-la-teoria-de-los-1000-true-fans/#sthash.v9cIu6BG.dpuf

Leave a reply

Your email address will not be published.